Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

El extraño enterramiento de una mujer depositada boca abajo y cuyo ataúd, hoy desaparecido, tenía piedras encima para que no se pudiera abrir desde dentro

El extraño enterramiento de una mujer depositada boca abajo y cuyo ataúd, hoy desaparecido, tenía piedras encima para que no se pudiera abrir desde dentroProyecto Templo Tutmosis III

Hallan en Egipto la misteriosa tumba de una momia maldita

Los enterramientos boca abajo se realizaba a individuos considerados malignos o que habían sufrido crueles enfermedades para que no salieran de su sepultura

Al oeste de Luxor el equipo hispano egipcio que dirige Myriam Seco ha localizado, durante sus trabajos de excavación en el Templo de Millones de Años de Tutmosis III, la tumba de una mujer enterrada boca abajo, una peculiaridad que ha sorprendido a los arqueólogos: «Es muy intrigante. Debió haber sido algún tipo de castigo o tenían miedo de esa mujer a la que considerarían algo así como una bruja», ha explicado la egiptóloga Myriam Seco en el medio Abc.
Se trata de una mujer de unos 40 años que fue momificada y enterrada con dos recipientes a sus pies como único ajuar funerario en una tumba abovedada construida con ladrillos de adobe. Los arqueólogos realizaron este descubrimiento en uno de los dos túmulos localizados en la necrópolis más antigua descubierta junto al recinto del templo.
En este cementerio de hace 4.000 años, situado en el exterior del muro perimetral norte, se enterraba a gente humilde que vivió en la antigua ciudad de Tebas en tiempos de la dinastía XI, a finales del Primer Periodo Intermedio y comienzos del Reino Nuevo.
Según ha indicado los expertos, este tipo de enterramientos se emplearían en Europa para asegurarse de que los individuos considerados malignos o que habían sufrido crueles enfermedades no salieran de su sepultura. De esta forma, encontramos ejemplos de época romana y de forma más numerosa en cementerios medievales de países de la Europa oriental.
En 2022 se realizó en Polonia un descubrimiento similar: la tumba de un niño 'vampiro' enterrado también boca abajo y además con un candado en el pie. Sin embargo, «este sistema de enterramiento no es nada habitual en Egipto y constituye una de las evidencias más antiguas de intentar neutralizar la fuerza negativa de un difunto creándole dificultades físicas para salir de la tumba», asegura Seco en el periódico Abc.
Según la superstición de los antiguos egipcios, aquellos difuntos que no lograban pasar al otro lado podían perjudicar a los vivos e incluso tenían una fecha señalada en su calendario en el que se recomendaba no salir de casa «porque los muertos vagaban por el mundo de los vivos», apunta Seco en la entrevista.
En este sentido, los expertos detallan que se conservan rituales escritos de protección para combatir el mal procedente de demonios o muertos malvados que podían atacar a los vivos a través de las pesadillas. «Incluso, algún texto amenazaba con la destrucción de la tumba de cualquier difunto que pretendiera dañar a algún viviente», relata la directora de este proyecto del Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto y la Universidad de Sevilla, financiado por Arabian Cement, Fundación Gaselec y Fundación Cajasol y en el que colaboran el Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zürich y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

Proyecto Templo Tutmosis III

Entre las montañas del Assasif y Khokha se encuentra el Templo de Millones de Años del faraón Tutmosis III. Cada año, desde 2008, se reúnen arqueólogos, egiptólogos, topógrafos, dibujantes, restauradores, médicos y obreros para seguir «desenterrando información del pasado en un templo que cayó en el olvido tras las últimas investigaciones de H. Ricke en los años del siglo XX», reza la página web del proyecto.
El proyecto pretende limpiar, restaurar y poner en valor el templo. El equipo que dirige Seco lleva 16 años trazando mapas, documentación fotográfica y adecuando el templo para que pueda ser visto por los turistas sin afectar en ningún momento los trabajos de restauración: una ambición que está cada vez más cerca.
Tutmosis III (1479-1425 a.C.), sexto faraón de la XVIII dinastía, es uno de los más grandes de la historia del Egipto antiguo, y su fama no pudo ser eclipsada por su predecesora en el trono, la gran Hatshepsut. Tras la muerte de Hatshepsut sin descendencia, Tutmosis III comenzó una gloriosa era de conquistas y expansión imperial por Siria, Palestina y Nubia.
Comentarios
tracking