Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Castillo de Balmoral

Castillo de Balmoral

Balmoral abre sus puertas al público por 115 euros por persona y un máximo de 50 visitantes al día

Carlos III permite por primera vez que el público visite el lugar donde falleció la Reina Isabel II en Escocia

Por poco tiempo y por mucho dinero. El Castillo de Balmoral abrirá sus puertas a los turistas que deseen visitar la fortificación, situada en las Highlands de Escocia, donde murió Isabel II. Sin embargo, el precio de las entradas es muy alto y sus horarios de apertura muy limitados.
Desde el 1 de julio, y hasta el 11 de agosto, cualquiera puede visitar la residencia privada de la realeza británica. Se trata de la primera vez que ocurre y de una oportunidad única que «vale oro».

¿Cuánto vale y qué ofrece la visita?

Tan «solo» cuesta 100 libras por persona y se recibirán a un total de cincuenta por día. Además, para los amantes de té de las cinco, existe la posibilidad de disfrutar de las clásicas infusiones inglesas dentro del castillo. Eso sí, pagando cincuenta libras más. La entrada incluye un recorrido por los jardines, ciertas estancias, incluida el famoso salón donde Isabel II recibió a Liz Truss días antes de fallecer. El éxito es notoria y buena prueba de ello es que las entradas ya se han agotado.
Balmoral se trata de un finca con más de 200 kilómetros cuadrados y con 150 edificaciones en su perímetro. No solo se trata de un vivienda residencia, también es una explotación de carácter agrícola. Esta iniciativa de apertura es deseo de la madre de Carlos III de abrir más residencias reales a su pueblo.

¿Qué otros monumentos abren?

Después de cinco años cerrado por remodelaciones, el ala este del Palacio de Buckingham abre sus puertas de nuevo al público. Ahora, se podrá visitar el mítico balcón desde donde la familia real británica saluda a sus súbditos en ocasiones importantes. Además, se podrá recorrer por vez primera el corredor principal, el pasillo que atraviesa el ala y los cuadros de sus paredes.
Este enclave ha sido muy relevante para la monarquía británica y, tanto es así, que Isabel II decidió pasar sus últimos días allí. Ahora, Carlos III, tiene el reto por delante de ganarse a su pueblo, a su gente, como lo hizo su madre.
Comentarios
tracking