Fundado en 1910

22 de mayo de 2024

Andrés Amorós
Análisis deAndrés AmorósSevilla

Una memorable Feria de Abril

La conclusión es evidente: se deba en parte o no a las prédicas antitaurinas del ministro Urtasun, muchísimo público, incluida mucha gente joven, tiene ganas de acudir a las Plazas de Toros

Actualizada 04:30

La Maestranza ha lucido un gran aspecto en todos los festejos de esta Feria

La Maestranza ha lucido un gran aspecto en todos los festejos de esta FeriaEFE

Sin ningún triunfalismo, la Feria de Abril del año 2024 pasará a la historia. A diario, los lectores de El Debate han tenido cumplida información. Conviene ahora hacer un balance escueto, casi telegráfico.
Destaca, ante todo, el éxito de público: siete días de poner el «No hay billetes» supera las expectativas más optimistas. Los carteles estaban bien confeccionados, para el gusto sevillano, pero la respuesta del público ha sido magnífica. También está clara la desorientación de una parte del nuevo público: hemos visto pedir la devolución de un toro por manso, algo que no está al nivel de la Maestranza.
Para el éxito o el fracaso de una corrida, la base fundamental son los toros. En esta Feria, hemos visto, casi por mitades, dos caras opuestas. Por un lado, una corrida extraordinaria de Santiago Domecq; toros muy buenos del Parralejo y La Quinta; reses emocionantes de Victorino y Miura. Por el otro lado, toros flojos y descastados de García Jiménez, Juan Pedro Domecq, Jandilla, Garcigrande y Domingo Hernández. No es demagogia comprobar que estos toros decepcionantes, que aburrieron al público, son los que habían elegido las figuras. ¿Aprenderán la lección ellos o los ganaderos? Ni lo pienso.
Miguel Ángel Perera, a hombros por la Puerta del príncipe de Sevilla

Miguel Ángel Perera, a hombros por la Puerta del Príncipe de SevillaEFE

Daniel Luque sale a hombros por la Puerta del Príncipe de la Real Maestranza de Sevilla

Daniel Luque, segundo gran triunfador en SevillaEFE

Roca Rey sale a hombros por la Puerta del Príncipe de la Maestranza

Roca Rey brilló en la penúltima de FeriaEFE

Tres matadores han abierto la Puerta del Príncipe: Miguel Ángel Perera y Daniel Luque, por su dominio de los toros; Roca Rey, por sus alardes populistas, que no convencen a los más exigentes.
Morante, el mejor artista, no ha tenido suerte con los lotes pero tampoco está en su mejor momento de ánimo. Ha vuelto a su irregularidad, antes de que tomara la responsabilidad de primera figura. No veo imposible, incluso, que en algún momento de la temporada haga una pausa.
Morante de la Puebla no tuvo fortuna con sus dos toros

Morante de la Puebla no tuvo fortuna con sus torosEFE

La gran sensación popular de la Feria ha sido Juan Ortega: una faena muy bella, con un toro bondadosísimo. La afición sevillana lo ha consagrado ya como sucesor de Curro Romero; es decir, que hay que esperarle, necesita «su» toro para desplegar su estética.
El mayor gesto lo ha protagonizado Manuel Escribano, saliendo a matar su segundo Victorino, a pesar de estar herido, y, pocos días después, al repetir sus idas a porta gayola con los Miuras.
Manuel Escribano sufrió una cogida en el primer toro y lidió el segundo en vaqueros

Manuel Escribano terminó en vaqueros su primera corrida de esta Feria de Abril

Ha destacado también el clasicismo de Emilio de Justo, Ureña y Urdiales. Están en buen momento Castella y Borja Jiménez, la figura emergente: si le respetan los toros, va a dar mucho que hablar, esta temporada.
En el rejoneo, ahora mismo, Diego Ventura no tiene rival.
Diego Ventura, cara a cara con el segundo de su lote

Diego Ventura se exhibió en la MaestranzaEFE

Roca Rey mantiene su veto a Daniel Luque. Sus diferencias, profesionales o personales, deberían dirimirlas en el ruedo, como ha sido siempre norma de la Tauromaquia. Atraería muchísimo a los aficionados un mano a mano de Luque y Roca Rey en Las Ventas, con una ganadería encastada, exigente. Por ahora, nos vamos a quedar con las ganas. Creo que Roca Rey se equivoca y, aunque siga siendo el diestro más taquillero, empieza ya a pagar ese error.
El torero peruano, de rodillas ante ese primer astado

Roca Rey, de rodillas y con la muleta en un momento de esta FeriaEFE

La conclusión es evidente: se deba en parte o no a las prédicas antitaurinas del ministro Urtasun, muchísimo público, incluida mucha gente joven, tiene ganas de acudir a las Plazas de Toros, en las grandes Ferias. La Fiesta está muy viva.
Comentarios
tracking