Fundado en 1910

22 de julio de 2024

Descifrando la Piedra Rosetta

Descifrando la Piedra RosettaGtresOnline

El Museo Británico desvela los secretos de la Piedra Rosetta que ayudaron a descubrir la lengua del Antiguo Egipto

Una nueva exposición en el Museo Británico se centra en el camino que hicieron los egiptólogos para descodificar los jeroglíficos

Los jeroglíficos permanecieron a la vista de los hombres durante siglos, intentando comunicar, sin éxito, los secretos del antiguo Egipto. Hasta el descubrimiento de una gran piedra negra en el delta del Nilo. En Rosetta, la ciudad egipcia llamada Rashid, se hizo el gran hallazgo de esta roca que en su relieve contenía la clave para desentrañar la lengua del antiguo Egipto, hasta entonces desconocida.

La Piedra Rosetta se descodificó años después de su descubrimiento en 1799 por las tropas napoleónicas que se encontraban en Egipto. El contenido fue descodificado, en 1822, por un erudito francés, que lo describió como un decreto sacerdotal sobre el culto divino hacia Ptolomeo V. El texto estaba escrito en tres idiomas: jeroglíficos, demótico y griego antiguo. Y esa fue precisamente la clave para descifrarlo.

Una exposición para entender la envergadura de la Piedra Rosetta

En el bicentenario de su descodificación, la piedra se sitúa como pieza central en la exposición 'Jeroglíficos: descifrando el antiguo Egipto'. «Se ha convertido en un icono para acceder al pasado en sus propios términos, leer sus textos y comprender cómo su gente puede hablarnos a través de su lenguaje», explica la comisaria de la exposición, Ilona Regulski, sobre la importancia de la piedra.

El lenguaje egipcio fue muy complejo de interpretar; las invasiones de griegos, romanos y árabes imposibilitaron una traducción en primera instancia. «Es un lenguaje muy sofisticado y complicado. Por eso, desde el descubrimiento de la piedra Rosetta los estudiosos todavía tardaron otros 20 años en decodificarlo», ha señalado Regulski.

Además, en las salas de la exposición se podrá hacer un recorrido de la línea de tiempo que trazaron los antiguos egiptólogos para descifrar este lenguaje: desde los árabes hasta los europeos de la época napoleónica pasando por los renacentistas italianos. La muestra cuenta con unos 240 objetos que muestran detalles e historias del antiguo Egipto, algunos de ellos prestados por otros museos para la exposición. Entre los más importantes se encuentran el sarcófago de Hapmen, el vendaje de la momia de Aberuait y el papiro ilustrado del Libro de los Muertos de la reina Nedjmet.

Detalle del 'Libro de los Muertos' de la reina Nedjmet, presente en la exposición del Museo Británico

Detalle del 'Libro de los Muertos' de la reina Nedjmet, presente en la exposición del Museo BritánicoMuseo Británico

También se pueden escuchar en la exposición grabaciones donde se recitan extractos de textos en el idioma copto –el usado por los cristianos coptos en Egipto– que deriva directamente del usado en el antiguo Egipto. «El copto es esencialmente egipcio antiguo, no solo unas pocas palabras. Es un desarrollo muy tardío, pero se puede entender el egipcio antiguo en él. También en el árabe y en otros idiomas como el turco. Por ejemplo, la palabra jatam, que significa sello», explica Regulski.

La exposición podrá visitarse desde el 1 noviembre de este año hasta el 19 de febrero de 2023, y en ella se mostrarán los momentos más importantes de la comprensión de la historia antigua.

Comentarios
tracking