Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

Trovador callejero. Visita del músico, de Joaquín Sorolla

Trovador callejero. Visita del músico, 1894, de Joaquín SorollaSegre

El Estado adquiere un Sorolla por 300.000 euros

Trovador callejero. Visita del músico, fue subastado por Segre, y el Estado ejerció su derecho de tanteo sobre la obra, que compró por su precio de salida

El cuadro se encontraba desde 1986 en una colección particular en Madrid y fue vendido por primera vez en 1897 por 2.750 pesetas. Ese mismo año fue adquirido en Buenos Aires por otro coleccionista por 5.000 pesetas. Aparece en los inventarios de Pantorba y Blanca Pons-Sorolla, que ha ayudado en la correcta catalogación de la obra.
Este cuadro, que fue expuesto en Múnich en 1894, el mismo año en que fue pintado. Pertenece a un pequeño y selecto grupo de obras de formato rectangular del pintor valenciano, entre las que figuran también Cordelero (Colección particular) y El mamón. Familia Segoviana (Colección Masaveu).
En estos últimos años se ha intensificado la compra de obras del pintor valenciano, ya que en este año se celebra el centenario de su fallecimiento con serie de exposiciones y actos. Por este motivo el Estado ha estado ejerciendo su derecho de tanteo para adquirir las obras bajo el precio de salida.
La encargada de ventas de Subastas Segre, Leticia Permuy, durante la subasta del cuadro ‘Trovador callejero. Vista del músico. 1894’, del pintor valenciano Joaquín Sorolla, en Subastas Segre, a 24 de octubre de 2023, en Madrid (España). El ‘Trovador callejero. Vista del músico. 1894’ fue vendido en 1897 por 2.750 pesetas, según anota Subastas Segre, y ese mismo año fue adquirido por 5.000 pesetas. Desde 1975 formó parte de una colección particular en Madrid. Hoy se ofrece en subasta 15.000 veces más caro.
24 OCTUBRE 2023;SOROLLA;SUBASTA;CUADRO;SEGRE
Jesús Hellín / Europa Press
(Foto de ARCHIVO)

La encargada de ventas de Subastas Segre, Leticia Permuy, durante la subasta del cuadro ‘Trovador callejero. Vista del músico'. 1894Jesus Hellin 2022

Como ha informado la casa de subastas, el 5 de junio de 1894 Joaquín Sorolla deja a su mujer e hijos en Valencia para viajar a París con el fin de contemplar las últimas obras expuestas en los salones parisinos además de recorrer otros museos y exposiciones que pudieran templar su espíritu curioso. Diez días de intenso trabajo que culminan con una visita a su maestro Francisco Domingo.
De vuelta a Valencia, bajo la intensa luz del Levante, Sorolla plasma en sus lienzos el mundo rural y costero valenciano, de sus humildes gentes, afanadas en sus labores cotidianas. A este momento pertenecen tres de sus obras más laureadas: La vuelta a la Pesca, ¡Aún dicen que el pescado es caro! y La bendición de la barca.

El año de Sorolla

A finales del pasado año, el Estado se hizo con una serie de obras del pintor impresionista. Fueron tres obras las compradas, En la posada, La esclava y la paloma. Desnudo y El oferente. Conservadas en perfecto estado, fueron adquiridas por 352.000 euros a sus antiguos dueños mediante venta directa.
El Estado se ha fijado en etapas poco conocidas del valenciano. En estas, Sorolla tenía 20 años y se encontraba en su periodo de formación, una etapa poco conocida por el gran público porque la mayoría de aquellas creaciones permanecen en manos privadas.
Cien años después de su muerte, y en conmemoración de esta efeméride se declaró Acontecimiento de Excepcional Interés Público hasta diciembre de 2024, se llevarán a cabo diversos homenajes tanto en Madrid como en su Valencia natal.
Comentarios
tracking