Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Instalación de la artista estadounidense Lauren Halsey durante la presentación de la Bienal de Venecia 2024

Instalación de la artista estadounidense Lauren Halsey durante la presentación de la Bienal de Venecia 2024AFP

El alcalde de Venecia se burla del pabellón italiano en la Bienal donde el pabellón español se burla de España

Luigi Brugnaro no tuvo reparos en decir que no le gustó la muestra de su país: «Yo digo lo que pienso, el arte hay que debatirlo». El artista responsable calificó al político de: «Un hombre común que no entiende cierto arte»

Puede ser que si la Bienal (de Venecia) se celebrase en cualquier ciudad de España, su alcalde no se burlaría ni siquiera del pabellón español actual en Venecia, obra de Sandra Gamarra y difusor de la leyenda negra contra la misma España. Esto no se sabrá nunca. Lo que sí se sabe es que el alcalde de Venecia sí se ha burlado del pabellón de su país.
Luigi Brugnaro visitó el pabellón italiano en la Bienal de Venecia y luego dijo que no le gustó. Pero antes dio imprevistas y evidentes muestras de la decepción que le produjo el arte contemporáneo que representaba a su nación. Todo un hito en la época en que los políticos no tienen nada que decir ante muestras cuanto menos sospechosas. Esta vez se ha producido la excepción.

Andamios y olas

Sin reparos, el político expresó su opinión sobre lo que acababa de ver: la exposición de arte y sonido de Massimo Bartolini. 1.200 metros cuadrados en dos habitaciones y un jardín para un decorador de dudoso gusto: una estatuilla de Bodhisattva apoyada sobre tubos de órgano rectangulares, mientras suena una música, especialmente compuesta para la ocasión, que se reproduce a través de otros tubos situados alrededor de una fuente, donde hay olas, y rodeados de andamios.
Boddishatva

BoddishattvaBienal de Venecia

Descrito así, parece más bien una pesadilla, que no acaba ahí sino en el jardín, donde también hay música. «No me gustó el pabellón», dijo simplemente Brugnaro in situ: «Yo digo lo que pienso, el arte hay que debatirlo». Unas palabras que provocaron abucheos de los presentes. El alcalde llegó a sentarse junto a la fuente y salpicó agua con las manos a quienes estaban sentados a su lado, entre quienes estaban el ministro de Cultura, Gennaro Sangiuliano, y el presidente de la Bienal, Pietrangelo Buttafuoco.

Le has puesto bigote a la Mona LisaEl presidente de la Bienal al alcalde de Venecia

Brugnaro explicó después que el autor le recriminó «como a un niño» que metiera las manos en el agua. «Un hombre común que no entiende cierto arte», dijo el ofendido Bartolini como en una escena de un cuento de Astérix. No hizo lo mismo Butaffuoco, elegido por el gobierno de Meloni para dirigir la gran exposición internacional, quien elogió al alcalde por «inyectar polémica en el arte»: «Le has puesto bigote a la Mona Lisa», dijo.

En España no hay críticas a su pabellón

La muestra ha dividido la opinión. El crítico de arte Vittorio Sgarbi, exsubsecretario casi recién dimitido de Cultura, la calificó de «horror contra la humanidad». 800.000 euros de dinero público italiano ha costado la exposición, a los que hay que sumar los 400.000 aportados por la marca de zapatos de lujo, Tod's, y el banco Ifis. Una cantidad superior a la aportada por el Gobierno español (en torno a los no menores 500.000 euros) al pabellón patrio, con el agravamiento de que se invierte contra el propio concepto de España y de la Hispanidad, una interpretación que incluso a pesar de esto, no ha recibido ninguna crítica pública de ningún representante, al contrario que en Italia.
Comentarios
tracking