Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Geco

Retrato de un hombre de El Greco y Retrato de un hombre de PicassoMuseo Picasso de París

Una exposición en París muestra a Picasso como un ávido coleccionista de imágenes

Picasso iconófago es el ejemplo de cómo el malagueño se sirvió de la reproducción de obras de arte para inspirarse en ellas

Este martes se inaugura en el Museo Picasso de París una exposición que muestra el afán de Picasso por coleccionar toda clase de imágenes, desde fotografías o carteles, hasta postales y revistas.

Picasso iconófago es el ejemplo de cómo el malagueño se sirvió de la reproducción de obras de arte para inspirarse en ellas, al contrario que los artistas anteriores, que acudían a los museos como única posibilidad de contemplar las obras maestras.

Picasso coleccionó revistas humorísticas ilustradas, fotografías y carteles extranjeros que no sabía leer, pero cuyas imágenes eran de gran calidad. La exposición se divide en cuatro partes: «Héroe», «Minotauro», «Voyeur» y «Mosquetero».

Cartel de Picasso iconófago

Cartel de Picasso iconófago

«Héroe» comienza a partir de los cuadros clásicos de Jacques-Louis David y Nicolas Poussin sobre el mito del El rapto de las sabinas, la gran inspiración para el Guernica de 1937

En «Minotauro» Picasso utiliza la imagen del monstruo para explorar sus obsesiones sexuales. También se muestra su condición reconocida de «voyeur» con La pisseusse de 1965, inspirado en un Rembrandt de 1631, y también con El almuerzo sobre la hierba de Edouard Manet, una de sus obsesiones.

«Mosquetero» muestra la atracción de Picasso por el espadachín desde su infancia, por el Quijote y su mito, y también refleja su admiración por el Greco o Velázquez, cuyas Meninas nunca pudo volver a contemplar, por lo que guardó decenas de reproducciones en todo tipo de formatos.

Comentarios
tracking