09 de agosto de 2022

El eje del mundo de Gregorio Luri

Portada de «El eje del mundo» de Gregorio LuriRosamerón

'El eje del mundo': de cuando España indagaba en los misterios humanos

Gregorio Luri plantea un viaje a las letras y grandes personajes españoles de los siglos XVI y XVII: desde aventureros y místicos hasta moralistas o pícaros, todos en búsqueda de la verdad acerca de «quién soy yo»

A mediados del siglo XVII Baltasar Gracián publicó Oráculo manual y arte de prudencia, cuyo primer consejo advertía que, en aquella época, todo había alcanzado la perfección. Sin embargo –añadía este jesuita aragonés–, «el ser persona» seguía constituyendo el mayor desafío. «Más se requiere hoy para un sabio que antiguamente para siete; y más es menester para tratar con un solo hombre en estos tiempos que con todo un pueblo en los passados», explicaba Gracián. Este enfoque es uno de los menos destacados cuando se habla del Siglo de Oro español, y es el que aborda Gregorio Luri, quizá uno de los mejores conocedores de las letras de aquellos tiempos. Un periodo esencial en la historia humana y que podemos considerar que englobaba las dos centurias comprendidas entre, aproximadamente, 1500 y 1700.
Uno de los aspectos, por tanto, esenciales de los siglos de apogeo unipolar de España es la conciencia de altura de los tiempos: se exploran todas las esquinas de las tierras y de los mares; se conocen y editan los manuscritos de las mejores obras de la Antigüedad griega y latina, y también se traba relación con las naciones y culturas más alejadas, como Japón, la India o China; la técnica y la ciencia permiten observar con detalle la Luna y perfeccionar todas las actividades humanas. Al mismo tiempo, los pensadores españoles dan respuesta a preguntas incómodas: ¿es lícito derrocar a un rey injusto; se pueden subir los impuestos o provocar el encarecimiento o depreciación de la moneda; cuál es el origen del poder en este mundo; se pueden conquistar las tierras de América; se puede esclavizar a otro ser humano? Antes que Hobbes o Locke, ya estaban Francisco Suárez y Juan de Mariana. Como explica Luri, los avances técnicos van, en el Siglo de Oro español, unidos a los avances en el modo de entender al ser humano. Como decía Gracián, perfeccionar lo humano es la gran perfección.
Luri recorre un número ingente de autores y fascinantes personajes españoles de los siglos XVI y XVII: desde Tirso de Molina o Lope de Vega hasta Isabel Barreto, María de Ágreda, Teresa de Ávila o Diego de Covarrubias. No se trata de un libro apologético o patriotero sobre las cimas alcanzadas por la variopinta intelectualidad hispana que floreció durante los postreros años de los Trastámara y los reinados de los Habsburgo. Este libro es un coloquio con cientos de voces de una España católica y dominadora que sabía trascender los límites de la política y la teología, para sincerarse ante el hombre, la sociedad, la naturaleza, el rey y Dios.
En consecuencia, un humanismo que –desde una visión cristiana, ecuménica y, en bastantes casos, femenina– señorea junto al antiguo humanismo gentil, elitista y masculino de los griegos y romanos. Porque, como viene a decir Luri, el humanismo español del Siglo de Oro se adentró en los recovecos del yo y la persona. Un humanismo repleto de emoción, y que no somete el yo a una dictadura de lo racional, sino que sabe localizar y celebrar las palpitaciones más hondas.
Este libro constituye una atractiva referencia para conocer mejor a los hombres y mujeres del Siglo de Oro. Desde los más célebres hasta los que suelen pasar en los libros de historia como un mero nombre sin contenido, pero cuya enjundia recupera Gregorio Luri para el lector actual. En su análisis, Luri nos habla de los aventureros y los conquistadores, de los pícaros y de los preocupados por la honra; de los escépticos y de los políticos, de los moralistas y de los ascetas y místicos. Nos hace ver a don Quijote de otro modo, y nos expone cómo una monja castellana podía ser, casi sin proponérselo, consejera de gobierno y de alma del monarca más poderoso del planeta.
El eje del mundo de Gregorio Luri

Rosamerón / 352 págs.

El eje del mundo

Gregorio Luri

Comentarios
tracking