Fundado en 1910

21 de junio de 2024

Portada de «Cuaderno de bitácora del Antiguo Egipto»

Portada de «Cuaderno de bitácora del Antiguo Egipto» de Amparo Dunaiturria LaguardaAlmuzara

'Cuaderno de bitácora del Antiguo Egipto': un viaje ilustrado y literario

Amparo Dunaiturria Laguarda plantea un pequeño, pero detallado viaje por la antigüedad del mundo faraónico

El Egipto faraónico ha fascinado a toda la humanidad desde los tiempos de Heródoto, y todavía más desde que Napoleón la resucitase de forma figurada y literaria durante su invasión. Desde entonces se ha escrito de todo, desde tediosos manuales difíciles de leer a novelas históricas trepidantes. Pero una de las últimas novedades es Cuaderno de Bitácora del Antiguo Egipto, un libro escrito y dibujado por Amparo Duñaiurria Laguarda, que aborda de forma amena la historia de Egipto.

Aunque parezca imposible en poco más de 150 páginas la autora recopila pequeños textos muy detallados que acompaña con 200 ilustraciones para explicar de forma visual y detallada todo lo necesario para conocer la sociedad, la política, la religión, la geografía, la economía y el arte del Antiguo Egipto a través de sus templos, sus dioses, sus pinturas religiosas en las tumbas, los objetos sagrados y las diversas tecnologías que utilizaron los egipcios hasta época ptolemaica.

Aunque se centre en el pasado, Amparo escribe también sobre el presente del El Cairo, Alejandría o Luxor, y recuerda que pronto se inaugurará oficialmente el Gran Museo Egipcio, a dos kilómetros de Guiza. Sin duda, es un libro muy especial que parece una guía de viajes con dibujos, planos y esquemas que apoyan de forma unos textos muy cuidados, sencillos e igual de descriptivos que las imágenes. Al mismo tiempo es un manual muy completo, lleno de anotaciones sobre los dibujos y centrado en el detalle para que el lector descubra el Antiguo Egipto.

Portada de «Cuaderno de bitácora del Antiguo Egipto»

almuzara / 160 págs.

Cuaderno de bitácora del Antiguo Egipto

Amparo Dunaiturria Laguarda

Sería fácil viajar a Egipto con él y utilizarlo para saber cómo levantaron los grandes templos de Karnak, Luxor o Abu Simbel; entender el significado de símbolos como el ojo de Horus y su diferencia con el de Ra; saber identificar a los dioses y faraones por su aspecto; o descubrir los diferentes tipos de pirámides que existieron, y al adentrarse en ellas saber cómo los egipcios se las ingeniaron para construirlas; el lector-visitante descubrirá también que fumar como lo hacen los egipcios en el mercado Al Jalili es una costumbre que incluso Ramsés II realizaba.

Y todo eso con el simple gesto de abrir el libro por el capítulo correspondiente, por ejemplo, de las partes del templo de Luxor y observar las ilustraciones, alzar la cabeza y reconocer esas efigies que se postran en la entrada, y regresar al libro para leer que historia hay detrás de las figuras. Tampoco hace falta viajar a Egipto, se puede leer desde la comodidad del sofá y gracias a las ilustraciones visualizar que uno está recorriendo el barrio copto de El Cairo o visitando el templo de Abu Simbel.

Este cuaderno de bitácora abre la puerta a un mundo que fascinó a los más grandes personajes de la historia: Heródoto, Napoleón o el arqueólogo Howard Carter. Aunque es importante advertir al lector que no es un libro para profundizar extensamente en diversos temas de la antigüedad egipcia. Más bien es una guía rápida, con bastante información para aquellos que conozcan por encima el mundo egipcio, o lo desconozcan por completo, y quieran empezar su propia aventura llena de curiosidades sobre la civilización que dominó el Nilo.

Comentarios
tracking