Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

John Lennon y Yoko Ono en un acto en los años 70

John Lennon y Yoko Ono en un acto en los años 70©RADIALPRESS

«Me han disparado», las últimas palabras de John Lennon y una breve historia de la tragedia

El 8 de diciembre de 1980 Mark David Chapman disparó al cantante después de que este le firmara un autógrafo. Un documental recuerda lo que pasó antes y después y las personas que estuvieron implicadas de un modo u otro

Dicen que eso fue lo que dijo John Lennon cuando el perturbado mental Mark David Chapman le disparó cuatro veces por la espalda después de que el artista le firmara un autógrafo: «Me han disparado», susurró, antes de desplomarse. Como si fuera un «rewind», Lennon y su esposa, Yoko Ono volvían de una sesión de grabación. Eran las 10.50 de la noche y estaban a punto de entrar por las puertas del edificio Dakota, frente a Central Park, donde vivían.
El exbeatle fue trasladado al hospital poco después, pero a su llegada fue declarado muerto. El presentador deportivo Howard Cossell dio la primera noticia al respecto al filo de la medianoche, describiendo el suceso como una «tragedia indescriptible».
En las horas posteriores Manhattan se colapsó. Contó Ono que antes de salir del estudio le había dicho a su marido que fueran a cenar, pero él quiso volver a casa para ver a su hijo Sean antes de que se durmiera. Mark David Chapman era desempleado residente en Hawai. Había planeado el asesinato varios meses antes. Después de disparar, fue al portero del Dakota y le dijo que acababa de disparar a John Lennon.
Un año después fue declarado culpable de asesinato y condenado a entre 20 años y cadena perpetua. Chapman sigue vivo y en prisión. El año pasado, 42 años después, se reafirmó en su idea original de que gracias a su crimen se había hecho famoso: «Sabía lo que estaba haciendo y sabía que era malo. Sabía que estaba mal, pero deseaba tanto la fama que estaba dispuesto a darlo todo y quitar una vida humana». Estas palabras las pronunció durante la vista para concederle la libertad condicional, que le fue denegada.
Todo esto se cuenta en el documental John Lennon: asesinato sin juicio, estrenado el pasado 6 de diciembre. En febrero de 2024 está prevista la próxima revisión de la condena de Chapman, quien podría obtener la libertad. Jay Hastings, el conserje al que Chapman contó que había disparado a Lennon también habla en la película sobre lo sucedido: «Él (Lennon) pasó corriendo a mi lado y dijo: 'Me han disparado'. Le salía sangre de la boca. Se desplomó en el suelo. Le puse boca arriba, le quité las gafas y las puse sobre el escritorio. Yoko gritaba: 'Traigan una ambulancia, traigan una ambulancia, consigue una ambulancia...'».

«Recordarás mi nombre»

Unos minutos antes Richard Peterson, un taxista que se encontraba dentro de su coche estacionado frente al Dakota en el momento del asesinato, vio cómo Chapman se acercaba a Lennon antes de dispararle.«Vi cómo le disparaba. Pensé que estaban haciendo una película, pero no vi luces ni cámaras ni nada».
Otro taxista recordó que había llevado a Chapman el día del asesinato y que este le dijo: «Soy productor de los Rolling Stones. Acabo de regresar de una sesión de grabación con los Beatles. Todos ellos han estado juntos de nuevo». El mismo conductor recordó que cuando su cliente se acercó a la ventana para pagar, este le dijo: «Mi nombre es Mark David Chapman, recordarás mi nombre».
Comentarios
tracking