Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Isabel Pantoja durante el concierto el sábado en el Wizink Center

Isabel Pantoja durante el concierto el sábado en el Wizink CenterEFE

Isabel Pantoja llenó el Wizink Center de Madrid en un regreso apoteósico

50 años de carrera no son nada y menos de este modo. Esta es la gira, la del medio siglo de emociones, como siempre fueron los conciertos de la diva tonadillera

AIsabel Pantoja se la ve en perfecta forma. Tras años de bandazos en la prensa amarilla, con una carrera casi en la cuneta debido a su azarosa y aireada vida familiar o sus problemas con el fisco, la remoción ha sido espectacular, como si nada de lo anterior hubiera sucedido.
La nueva Isabel es la Isabel de los orígenes. La voz y el talento intacto. También los fieles. 50 años de carrera no son nada y menos de este modo. Esta es la gira, la del medio siglo de emociones, como siempre fueron los conciertos de la diva tonadillera. Dos horas y media de espectáculo y toda una vida de canciones.
Isabel Pantoja durante su concierto el sábado en el Wizink Center de Madrid.

Isabel Pantoja durante su concierto el sábado en el Wizink Center de Madrid.EFE

El Señorito, chotis para la audiencia capitalina, abrió la caja de los recuerdos a la que sucedió la de las sorpresas y el dúo con Naiara Moreno, ganadora de Operación Triunfo 2023. Garlochi fue la canción que interpretaron juntas. Su sobrina, Anabel Pantoja, acabó de provocar el delirio del público con una coreografía espontánea, más propia de redes sociales que de un concierto de los de verdad, como lo fue en todos los sentidos el de la Sevillana.
De malva en honor a su madre, lo cantó todo y como siempre, mejor que siempre. Incluso sin micrófono, en un alarde de poderío vocal con reminiscencias clásicas que devuelve a la Pantoja primigenia con lo mejor de 50 años, limpios de polvo y paja.
Comentarios
tracking