Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

Pedro Rocha, actual presidente de la Federación Extremeña

Pedro Rocha, aspirante a presidir la RFEF

El CSD piensa suspender a Pedro Rocha y convocar nuevas elecciones a la Federación Española de Fútbol

  • La directiva del CSD se reúne el jueves y tiene previsto dictaminar la suspensión del extremeño porque «no puede presidir el fútbol español una persona investigada por corrupción»

  • La Comisión Electoral rechazó la denuncia de Miguel Galán sobre el censo falseado y tiene previsto nombrar a Rocha como presidente en unos días, pero el CSD debe evitarlo

El Consejo Superior de Deportes piensa acabar con toda esta demostración de poder omnímodo, insultante e incluso provocador que la Federación Española de Fútbol sigue exhibiendo en todos sus ámbitos, desde la presidencia provisional hasta la Comisión Electoral. El CSD quiere hacer borrón y cuenta nueva. Su directiva se debe reunir el jueves y en esa cumbre está previsto que se vote que Pedro Rocha sea suspendido como candidato a la presidencia del máximo organismo del fútbol nacional.
Los argumentos del Consejo Superior son evidentes, pero hay que confirmarlos en esa votación de su junta dentro de dos días: «No puede ser presidente de la Federación una persona que está investigada, y además por corrupción». Más claro, agua.
Rocha ha sido imputado en el caso Brody que ausculta policialmente el desvío de dinero dentro de la Federación con motivo de los repartos económicos de la Supercopa de España que se juega habitualmente en Arabia Saudí y que también tiene señalados a Luis Rubiales y a Gerard Piqué, responsable de la empresa Kosmos. Un acuerdo sospechoso que pagaba más dinero si competían el Barcelona y el Real Madrid y que abonaba aún más dinero si los dos grandes llegaban a la final. El colmo de ese contrato es que durante los primeros años Gerard Piqué estaba en el campo como jugador y era quien negociaba ese acuerdo con Rubiales. Los audios que poseen los investigadores no dejan nada bien ni a Piqué ni a Rubiales.

Rocha, vicepresidente económico con Rubiales, debía saberlo todo, pero lo niega

En esta huida hacia adelante para perpetuar el Rubialismo por medio de Pedro Rocha, el candidato extremeño asegura que siendo vicepresidente económico de la Federación nunca supo nada del contrato de la Supercopa porque fue un acuerdo que negociaron personalmente Rubiales y Piqué. Rocha y todos los hombres Rubiales quieren seguir en la poltrona a toda costa y se desmarcan de todos los desmanes como si nada fuera con ellos.
Decimos que el Consejo Superior de Deportes pretende acabar con esta exhibición de poder de la Federación y todos sus órganos colaterales porque, como El Debate adelantó el sábado, la Comisión Electoral hizo patria con Pedro Rocha y ha rechazado la denuncia de Miguel Galán respecto a la falsificación del censo de votantes de la Asamblea del Fútbol Español, que consta de 143 personas, que son las que deben elegir al presidente.

Galán, despreciado por la Comisión Electoral

Galán, responsable de la Escuela de Entrenadores, tiene razón al demandar que sean cambiados 41 de los 143 votantes de la Asamblea, pues esos 41 hombres del fútbol ya no cumplen los requisitos por los que fueron elegidos como asambleístas hace cuatro años. Exigía Galán, conforme a la ley, que hubiera unas elecciones parciales para renovar esos 41 puestos.
Muchos de estos 41 miembros que no cumplen los requisitos forman parte de los 107 avalistas de la candidatura de Pedro Rocha a la presidencia. Una mayoría tan absoluta en favor del cacereño que recuerda a una dictadura comunista, porque el candidato no ha realizado ningún mérito en unos meses para obtener tantos apoyos. El aval mayoritario desvela que casi todos quieren que todo siga como estaba con Rubiales. Nadie mejor que su gran valedor histórico.
Nadie más presentó avales. Carlos Herrera y Eva Parera no pudieron obtener ninguno y se toparon con la trama legal que es esta Asamblea de la Federación

Objetivo de la FEF: elegir corriendo a Rocha como presidente

La comisión electoral ha despreciado la acusación de Miguel Galán y se dispone a elegir corriendo a Pedro Rocha como presidente, el único candidato al cargo al haber presentado esos 107 apoyos de ese censo falseado de 143 personas.
La Comisión tenía planificado nombrar a Pedro Rocha presidente el próximo viernes. La verdad es que no importa mucho si lo hace pronto o una semana después, porque la clave es la decisión que tome la directiva de Consejo Superior de Deportes el jueves.

El Gobierno lo ha permitido todo sin intervenir

El CSD se dispone a enmendar de alguna manera el nefasto comportamiento del Gobierno español en esta trama de corrupción federativa. Lo único que ha hecho el Gobierno de Pedro Sánchez hasta ahora es desmarcarse de los whatsapp que Rubiales le mandaba al presidente. Ha permitido la corrupción y no ha intervenido hasta hoy.
Por fin, el Consejo Superior tiene previsto cortar por lo sano. Si no suspende a Rocha, el Rubialismo continuará. España no puede permitirse que el representante del fútbol español en los Juegos Olímpicos y en la Eurocopa sea un imputado en un caso de corrupción. Es la máxima para actuar de una vez e impedir que un investigado, Rocha, sea nuestra representación.
Comentarios
tracking