15 de agosto de 2022

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

El presidente de Naturgy, Francisco ReynésNaturgy

Análisis

La paz llega a Naturgy después de meses de tensión con el fondo australiano IFM

La relación entre los accionistas parece haber mejorado en las últimas semanas, y eso es algo clave para abordar el ambicioso plan estratégico de la compañía

La división ayer de Naturgy en dos grandes grupos puso también de manifiesto el fin de la tensión entre el accionista principal de la compañía (CriteriaCaixa) y los australianos de IFM. Tras meses de relaciones muy malas entre ambos, IFM entró finalmente el 14 de octubre en el accionariado de la empresa española. La tensión ha continuado un tiempo hasta que hace unas semanas se han sentado por fin para trabajar en común por el futuro de la compañía. La llegada de la paz ha hecho que Naturgy anuncie la entrada en el Consejo de Administración de Jaime Siles en representación de IFM.
Los australianos tendrán un consejero; Criteria tendrá tres y CVC y GIP, los otros accionistas principales, dos cada uno. Si la participación de IFM en el accionariado sube más adelante (hoy es del 12 %), podría estudiarse que incorporara otro consejero.
Entre todos tratarán de impulsar el nuevo paso que la compañía intenta dar en su plan estratégico. El proyecto Géminis que presentaron ayer consistirá en la creación de dos grandes grupos energéticos, cotizados y con perfiles de negocio claramente diferenciados. Ambos grupos tendrán la misma estructura accionarial que hoy. Por capitalización, cada uno de ellos se situaría entre las veinte compañías más importantes del Ibex.
Uno de los grupos aglutinará todos los negocios liberalizados con el foco puesto en la transición energética. Incluirá la generación convencional, el desarrollo de las energías renovables, la comercialización de energía y servicios asociados, la gestión de los mercados de la energía y el desarrollo de nuevos negocios.
El otro incluirá todos los negocios dedicados a la gestión de infraestructuras reguladas de distribución y transporte de energía, pilar fundamental para asegurar el correcto desarrollo de la transición energética.
Con esta nueva estructura, Naturgy acomete sus ambiciosos objetivos del plan estratégico 2021-2025. Entre ellos están invertir 14.000 millones de euros: 8.700 millones en renovables y 4.100 en redes. Para que los objetivos lleguen a buen término, necesitan que se mantenga la paz en el consejo de administración, algo que está por ver.

Temas

Comentarios
tracking