Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

DIRECTO | Yolanda Díaz explica el acuerdo al que ha llegado Sumar para el 23-J

Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno

Análisis económico

Los empresarios pagan más de 200.000 millones en impuestos, pero Díaz los culpa de la inflación

Lo mejor que puede hacer Díaz es dejar de decir tonterías, aplaudir a los empresarios por su labor y además dedicarse a realizar alguna actividad que aporte valor

Hoy en este artículo voy a hacer un 2x1. Para ayudar a CH Díaz (CH, por lo de Carolina Herrera) a bajar la inflación, dado que somos los empresarios y son nuestros beneficios los que están incendiando la inflación.
Os ruego que, para que veáis que nos os miento con lo de CH, os miréis la foto de perfil de Twitter de la ministra, además de ser chupi-lerendi, tiene un polo rosa muy fashion.
La desfachatez de la ministra de Trabajo del Gobierno, que ha conseguido ocultar los datos de paro reales a todos los españoles solo porque sabe que la reforma laboral ha sido una auténtica calamidad, se atreve a decir en Twitter lo siguiente: «La inflación baja, pero no es suficiente si a la gente le angustia mirar los precios en el supermercado. La política no puede desentenderse. Hasta el Banco de España reconoce que el problema son los inmensos beneficios empresariales. Actuemos y protejamos a las familias».
«Harto ya de estar harto ya me cansé» (Serrat), de aguantar tanta estupidez.
Si a la gente le angustia tanto mirar los precios de los supermercados, que es absolutamente cierto, yo me pregunto: por qué el gobierno se ha negado frontalmente a bajar el IVA de la carne y el pescado y la razón no puede ser porque se le hunda la recaudación del IVA, porque ya demostré el otro día que esta había crecido un 34 % sobre el mismo período de 2019. La recaudación del primer cuatrimestre del IVA llegó a 35.385 millones de euros, mientras que en el 2019 recaudaban 26.485 millones.
Además de esta fabulosa recaudación de un 34 % más de IVA, en este mismo período recaudaron un 48,1 % de IRPF, cantidad que no se la quitaron solo a los ricos, como dicen ellos, sino al 62 % de los trabajadores totales, que ganan menos de 60.000 euros y que, como a esa ministra que forma parte del Gobierno, no le dio la gana de apostar por la deflación de los tramos del IRPF. El Gobierno se ha forrado a costa de los trabajadores.
Y por este tema, que es tremendamente doloroso, le hayan esquilmado los bolsillos a la gente trabajadora (recaudando un 48 % más de IRPF y un 34 % más de IVA) no dice absolutamente nada.
Eso sí, se marca una mentira monumental, porque el Banco de España nunca ha dicho, ni puede decir, que la inflación provoca beneficios empresariales y tanto es así que hoy me he levantado con ganas de demostrar la soberana mentira de una comunista, que le gustan las cosas buenas más que a un tonto los palotes, que va de progre y bolivariana y que, como todos los comunistas, pretende que desaparezca la riqueza para que aparezca la pobreza, pero donde los gobernantes son los únicos que se benefician. Y esto es fácil de comprobar, mirando a Cuba y Venezuela, que es a donde pretende llevarnos Díaz.
Así que he cogido los datos de la recaudación del impuesto de Sociedades que publica el Ministerio de Hacienda través de los informes de la Agencia Tributaria.
Así tenemos los siguientes resultados:
En el 2019, donde el PIB sigue teniendo la cifra más alta de la historia de España, el gobierno socialista y comunista recaudó, a través del impuesto de Sociedades, 23.733 millones de euros.
El 2020, año de la pandemia, donde los beneficios de la mayoría de las pymes se hunden y donde la caída del negocio empresarial lleva a una crisis económica nunca vista, Hacienda recauda 15.858 millones de euros, que supone una bajada del 33,2 % de la recaudación.
Pero en 2021, donde la economía se queda todavía muy lejos de la recuperación (en 2020 el PIB cayó un 11,3 % y en el 2021 el PIB subió un 5,5 %) la recaudación por impuesto de Sociedades llegó a 26.627 millones de euros, lo que supone un crecimiento de recaudación del 67,9 % con respecto al año anterior.
En 2022, donde el PIB creció un 2,9 % y sigue muy por debajo del de 2019, Hacienda recaudó, o lo que es lo mismo, los empresarios pagaron, 32.176 millones de euros, un 20,8% más que en 2021, lo que supone 5.549 millones más que el año anterior. Si lo comparamos con 2019, que sigue teniendo mayor PIB, la voracidad del gobierno en el que Díaz es ministra recauda un 35,6 % más y les quita a los empresarios 8.443 millones de euros más que en 2019.
Pero por si esto no fuera suficiente, están las cotizaciones sociales que pagan los empresarios al gobierno, solo por el hecho de tener trabajadores, que es otra cantidad espectacular.
En el año 2019 las cotizaciones sociales pagadas por los empresarios ascendieron a 150.033 millones de euros, pero en el 2020 y en plena pandemia los empresarios tuvieron que pagar 1.735 millones más de cotizaciones sociales, como reflejan los datos de la Intervención General del Estado. Pero no contentos con esto, y cuando la economía se empezaba a recuperar, al empresario le toca pagar un 6,3 % más que en 2020 y la cifra sube hasta los 161.345 millones.
Y vuelvo a recordar: empezamos el 2022 todavía muy lejos del PIB del 2019 y lo terminamos lejos, pero las cotizaciones sociales suben otro 5,1 %, fundamentalmente por la subida de salarios que hay que hacer y se va hasta los 169.636 millones.
Así resulta que, sobre 2019, los empresarios pagan un 13,1 % más que en 2019, que son nada menos que 19.603 millones más que ese año.
Pero como par la ministra trabajar no es su fuerte, no se ha molestado en sumar lo que pagan los empresarios por el hecho de serlo, crear empleo y riqueza y hacer que los países y sus ciudadanos sean más felices y puedan ganar más dinero (aunque para eso está el gobierno, para quitárselo).
Así que, gracias a los empresarios, el Estado recibe en 2022, 201.812 millones de euros sin contar otros impuestos, como el de Actividades Económicas o los correspondientes impuestos locales o autonómicos.
Pero es que, además, en una economía que por la nefasta gestión de un gobierno socialcomunista sigue en retroceso, los empresarios siguen callados y pagando 28.046 millones de euros más que en 2019.
Lo mejor que puede hacer CH Díaz es dejar de decir tonterías, aplaudir a los empresarios por su labor y además dedicarse a realizar alguna actividad que aporte valor, para cuando deje de tener ingresos públicos, de los que pagamos entre todos con nuestros impuestos, incluidos los empresarios, pueda dedicarse a algo y no cobrar el paro.
Comentarios
tracking