Fundado en 1910

18 de julio de 2024

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.Nacho Frade / Europa Press

Análisis económico

Los 66.000 millones de deuda en el primer semestre nos llevan a 1,569 billones, una cifra histórica

Según lo comunicado a Bruselas, el Gobierno solo podría endeudarse en 15.000 millones más, que es lo que se come de media en un mes que no haya ingresos extraordinarios de algún tipo

No es por nada, pero me encanta que el Banco de España me dé la razón. El pasado 2 de agosto, en un artículo que publiqué en este diario, dije textualmente: «Ahora bien, esta confirmación del Banco de España…. nos va a colocar a cierre de junio en una deuda consolidada de 1,566 billones, si no más, porque habrá que sumar las de las Comunidades Autónomas y la de las Corporaciones Locales».

El 24 de julio, en otro artículo publicado también en este diario: «Llevo anunciando que cuando salgan los resultados a junio… caerá encima la losa de lo que publicará el Banco de España, que será una cifra consolidada como mínimo de 1,566; eso, si no se ha disparado la deuda de la Seguridad Social y la de las Comunidades Autónomas o vuelve a crecer la deuda entre las Administraciones».

En ese mismo artículo dije también: «Aunque la Contabilidad Nacional no refleja los niveles de gasto, la Administración Central a junio se ha endeudado en 66.600 millones de euros, que nos llevarán a esa cifra pronosticada y colocarán al Estado español en el borde del precipicio, y obligará al nuevo gobierno a renegociar tanto con Bruselas, por la mala gestión del Gobierno actual, como con los mercados, porque las alarmas van a empezar a saltar, y una vez que se disparen, el gran problema es que no hay quién las pare».

Como queda claro, me tengo que seguir dedicando a la economía, porque como politólogo no tengo precio a la hora de pronosticar eventos políticos.

La deuda anunciada oficialmente por el Banco de España el 17 de agosto de 2023 dice que nuestra deuda consolidada, según el Protocolo de Déficit Excesivo, ha crecido en 6 meses en 66.292 millones, y que hemos alcanzado la cifra histórica de 1,569 billones de euros.

No sé si el Gobierno está feliz hoy porque ha llegado a un acuerdo con todas las fuerzas «progresistas» del arco parlamentario para tener el control del Congreso de los Diputados o porque la derecha ha vuelto a hacer el ridículo más espantoso posible. Seguro que con mi visión clara de la política vuelvo a meter la pata.

Pero la realidad económica es clara. A Bruselas le comunicamos que la deuda consolidada, de acuerdo con el PDE, alcanzaría el 31 de diciembre de 2023 los 1,577 billones. Esto quiere decir que al Gobierno, en estos momentos, le queda la capacidad de endeudarse solo en 8.000 millones de aquí a final de año. Como en julio ha reducido la deuda en casi 7.000 millones, le quedan realmente 15.000 millones, que es lo que se come de media en un mes que no haya ingresos extraordinarios de algún tipo.

Con toda seguridad, en el cierre del mes de septiembre hemos superado, con mucho, la cifra facilitada a Bruselas.

Veamos cómo ha quedado la composición de la deuda con los datos del Banco de España.

Como he explicado anteriormente, la deuda consolidada, de acuerdo con el modelo exigido por Bruselas, con el sistema del Protocolo de Déficit Excesivo a 31 de diciembre de 2022, fue de 1,502 billones de euros, aunque la realidad de nuestra deuda es de 1,821 billones, pero tenemos cruzada entre administraciones 319.156 millones de euros, donde se encuentran incluidos los 185.000 millones del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica).

Los datos que acaba de publicar el Banco de España nos dan un incremento de 66.292 millones de euros, aunque realmente la deuda ha aumentado en 74.408 millones de euros y ha llegado a 1,896 billones de deuda en circulación, si bien al estar cruzados 8.116 millones entre administraciones, solo se reportan oficialmente a los mercados europeos 1.569 billones.

Como vemos, oficialmente la Seguridad Social ha amortizado 4 millones de euros, aunque ya vimos que a mayo realmente tenía un déficit de 9.400 millones salvados con 8.600 millos de traspasos a sus cuentas.

Los más de 100 Organismos Autónomos, en estos 6 meses de año, han reducido su deuda en 2.425 millones, mientras que los 8.100 ayuntamientos, las 49 Diputaciones y Cabildos han aguantado el tirón y solo se están endeudando en 771 millones.

Las Comunidades Autónomas, a pesar de que dice Hacienda que les está haciendo llegar un 11 % más de dinero que en el 2022, se han vuelto a endeudar en 10.354 millones y han llegado a los 327.248 millones de deuda.

Y el Sanchismo, con su ya conocida frase de que España va como una moto, podemos concluir que no se refería a la economía, sino a la deuda que se ha metido entre pecho y espalda la Administración Central del Estado, que en estos 6 meses del año ha sumado 65.712 millones de euros.

Y si les digo la verdad, hubiese preferido equivocarme en la cifra de deuda. La cifra es altamente preocupante y nos coloca en una situación de alto peligro ante cualquier vaivén de la economía y de los mercados.

Estamos frente a un nuevo Gobierno a la vuelta de la esquina que solo se sostiene gracias al gasto, que no hace otra cosa que pagar prebendas a los que les sostienen en el poder, pero, aunque ellos se crean que el dinero puede seguir entrando a espuertas, el dinero es finito (no delgado), y en cualquier momento se puede acabar la fiesta.

Comentarios
tracking