Fundado en 1910

17 de abril de 2024

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.Alberto Ortega / Europa Press

Pallete presenta a los inversores una Telefónica «más fuerte y con una ambición mayor»

El presidente no se pronuncia sobre la entrada de los saudíes en el accionariado y el posible retorno del Estado a la compañía, y se centra en el exceso de regulación

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha presentado a los inversores la que considera una compañía «más fuerte y con una ambición mayor». «Tenemos un proyecto y estamos preparados para llevarlo a cabo», ha dicho en la puesta de largo del Día del Inversor de la primera teleco española.
Tras este arranque ha explicado con datos cómo Telefónica es hoy una compañía más eficiente, que transmite una cantidad de datos seis veces mayor que hace unos años, y que tiene 385 millones de clientes, un 14 % más que en 2016, que en sus encuestas dicen estar «más satisfechos que nunca».
Asumida esta evolución, Pallete quiere que la compañía siga creciendo, y para lograrlo ve clave que cambie la regulación: «El nuevo mundo requiere un nuevo marco. El marco regulatorio actual está obsoleto», ha dicho. Apuesta por una desregulación total del sector de las telecomunicaciones en Europa.
Como contamos en la noticia que hay bajo estas líneas, la compañía ha presentado hoy sus resultados trimestrales y su plan estratégico para los años 2023-2026.
El equipo directivo está satisfecho con el enfoque de la compañía en cuatro mercados: España, Brasil, Alemania y Reino Unido. Así lo ha manifestado el consejero delegado, Ángel Vilá. La directora financiera, Laura Abasolo, se ha mostrado abierta a desinversiones en Iberoamérica.

La entrada de los saudíes y la SEPI en Telefónica

El presidente de la compañía ha pasado de puntillas en las preguntas de los inversores sobre la llegada al accionariado de Saudi Telecom Company (STC) y el posible retorno del Estado a través de la SEPI: «Somos estratégicos, y somos estratégicos a nivel europeo. El sector es estratégico. Somos la clave de la conectividad del futuro. Lo que no se entiende es que se nos regule con reglas del siglo pasado. Por lo tanto, lo único que pedimos es una cosa: que se nos desregule, que se nos deje competir. Que se nos deje competir en igualdad de condiciones como cualquier otro jugador, porque las reglas que dieron lugar a esta regulación se han quedado obsoletas».
El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha sido algo más directo, y ha descartado la posibilidad de que la operadora pueda realizar algún tipo de movimiento para comprar la filial tecnológica de Indra -Minsait- a través de Telefónica Tech, al señalar que el perfil de la compañía no se ajusta a lo que busca la compañía. «No comentamos rumores de mercado, pero sobre Minsait, no estoy seguro de que se ajuste al perfil de lo que estamos buscando», ha contestado. Algunas informaciones publicadas recientemente apuntaban a la posibilidad de que Indra vendiese una parte de Minsait para facilitar la entrada de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) -organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y que controla el 28% de Indra- en el accionariado de Telefónica.

Posible salida de 5.000 empleados

Vilá también ha confirmado que Telefónica está estudiando un plan de salidas que sería de un máximo de 5.000 trabajadores. Se prevé que la compañía lo plantee la semana que viene a los sindicatos. Los cálculos son que podrían acogerse a la medida entre 2.500 y 3.000 empleados.
El plan de ajuste también afectaría al área corporativa, que incluiría a directivos, gerentes y gestores, tiene carácter discrecional y podría afectar a un mínimo de unas 300 personas, según Europa Press, y busca adelgazar un sobredimensionado equipo directivo.
Comentarios
tracking