Fundado en 1910

22 de julio de 2024

TribunaJosé Ramón Riera

De cada cuatro euros que paga el Estado, uno es para pagar salarios

El gasto público ha subido un 6,1 % cuando los salarios de la Administración lo han hecho un 2,5 %

Actualizada 04:30

El problema es muy serio, más si tenemos en cuenta que este país necesita endeudarse cada mes para pagar los salarios de los empleados públicos. La misma frase se podría aplicar para el tema de las pensiones, los gastos corrientes y todos los gastos del Estado, pero la cruda realidad es que tenemos una Administración Pública obsoleta.

Si quitamos a la Agencia Tributaria, que tiene unos sistemas de información con las mejores tecnologías y los mejores informáticos, el resto de la Administración está vieja y anticuada. Para cualquier información es casi necesario tener que pedir una cita.

Se ha invertido, durante muchos años, en equipamiento y se han dotado a muchos de los empleados públicos de equipos de última tecnología, que sirven para hacer lo mismo que se hacía hace 30 años con las pantallas tontas de IBM. No se ha hecho un análisis completo de los procesos administrativos, no se han mecanizado, con técnicas modernas de Inteligencia Artificial, los procesos que no aportan valor administrativamente y que tienen una carga de trabajo altamente improductiva.

Me comentaba el otro día una persona con mucho conocimiento de la Administración que, de aquí a finales de 2030, se jubilan casi el 40 % de los empleados públicos y que, por lo tanto, acometer hoy un proceso de racionalización de los procesos administrativos de poco valor podría servir para no tener que reemplazar a mucha gente que se jubila.

Un alto cargo de una compañía del IBEX me comentaba también que, a nivel interno en su empresa, había equipos dedicados a buscar procesos administrativos sin valor que procedían a ser sustituidos por nuevos sistemas de información que simplifican las tareas.

Y, ante la pregunta de que pasa con la gente, pues a la de mediana edad se la forma en los temas claves para la empresa y se aprovecha para no sustituir a aquellos que se van o se jubilan.

El gasto público ha subido un 6,1 % cuando los salarios de la Administración lo han hecho un 2,5 %

Lo que no puede pasar es que, en la Administración española, en todo el año pasado se pagaron 154.894 millones y que, en el primer semestre, el gasto en este capítulo haya subido un 6,1 % cuando los salarios de los empleados públicos han subido un 2,5 % –que se ha actualizado con otro 0,5 % en el mes de octubre con carácter retroactivo, que veremos aplicado en los resultados del último trimestre–.

Pero lo peor no es que de cada cuatro euros necesitemos dedicar uno a pagar a los empleados públicos, lo peor es que somos los que más gastamos en este concepto.

Recordemos que Alemania tiene 16 Lander, nosotros 17 Comunidades Autónomas y que ellos tienen 12.100 Ayuntamientos y nosotros 8.100. Alemania, para mantener su estructura de empleados públicos necesita dedicar 0,6 euros de cada 4 o si se quiere mirar de otra manera 1 euros de cada 6,25, o se gasta el 16,3 % en pagar salarios. ¿Cómo hace Alemania esto? Todo se define con una sola palabra: DIGITALIZACIÓN de sus procesos administrativos.

A continuación, podemos ver los datos obtenidos de Eurostat, que nos indican cuanto necesitan cada uno de los 6 países más grandes de la Unión Europea.

Así, tenemos que España es con diferencia el país que más tiene que dedicar a pagar salarios y, por lo tanto, el más improductivo de los 6 grandes de la UE con un 24,7 %. Polonia, un país que tiene que hacer un esfuerzo en modernizarse y viene de estar sometido al régimen soviético en el que todo funcionaba bajo un sistema burocrático controlado por el Estado, ya dedica a salarios 3,1 puntos porcentuales menos.

Si fuésemos como Polonia nos hubiésemos ahorrado 9.961 millones en los 6 primeros meses, que equivaldría, con la subida que tenemos pendiente de contabilizar, un ahorro de más de 20.000 millones de euros al año.

Francia, el monstruo administrativo mundial, que para hacer cualquier cosa necesita pasar por la Administración Pública, resulta que también le dedica a pagar salarios un 21,6 %.

Pero si fuésemos como los holandeses, que solo tuviésemos que dedicar un 18,4 % a pagar salarios, estaríamos ahorrando 20.285 millones en el primer semestre, que nos llevaría a ahorrar más de 41.000 millones de euros. Y si fuésemos como Italia, que tiene una población de 12 millones de habitantes más que nosotros y dedica un 16,9 % a pagar salarios, en el primer semestre ahorraríamos 25.154 millones, lo cual nos llevaría a ahorrar más de 52.000 millones en un solo año.

Si copiáramos el sistema alemán, el ahorro anual superaría los 56.000 millones

Y ya si copiamos el sistema alemán, que solo nos cuesta un 16,3 %, el ahorro en un semestre sería de 27.059 millones y superaríamos los 56.000 millones de ahorro. Ahorrar esa cantidad al año dando el mismo servicio o mejor supondría prácticamente dejar el déficit casi en un 1 % en lugar de casi el 4 % que estamos en estos momentos.

Algún día llegará la derecha a gobernar y esta debería de ser una de sus prioridades: poner en marcha un plan de sustituir gente que se jubile por una digitalización que optimice la productividad y genere unos ahorros a la Administración Pública de forma rápida y eficaz.

Intentar estar al nivel de Francia al final del segundo año, debería de ser un objetivo para implantar y eso ya supone ahorrar 20.000 millones y en dos años más llegar al nivel de los Países Bajos que podrían llevar a los 42.000 millones. Pero claro, para eso hay que sacar de La Moncloa a Sánchez que de ahorrar, mejorar procesos o digitalizar no solo no entiende, sino que no le interesa.

Comentarios
tracking