Fundado en 1910

17 de abril de 2024

El primer ministro británico, Rishi Sunak

El primer ministro británico, Rishi SunakAFP

Londres sube a 45.148 euros el salario mínimo para conceder el visado a trabajadores extranjeros

«Evitaremos que la inmigración socave el salario de los trabajadores británicos», alegan desde el Gobierno. Quedan exentos de esta norma los sanitarios y trabajadores sociales

El ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly, anunció este lunes que se incrementará hasta las 38.700 libras (45.148 euros, al cambio de hoy) anuales el salario mínimo exigido para conceder un visado de trabajo a los extranjeros que quieran ir al Reino Unido a partir de la próxima primavera.
En una comparecencia ante el Parlamento, el jefe del Foreign Office endureció hoy las normas para esos trabajadores foráneos que quieran obtener un permiso para trabajar en este país, como parte de los planes del Ejecutivo para recortar el número de inmigrantes.
Entre las medidas detalladas en la Cámara de los Comunes (baja), Cleverly también dijo que los trabajadores sociales y sanitarios extranjeros, que estarán exentos de ese umbral salarial al considerarse sectores críticos, ya no podrán traer consigo a familiares dependientes.

Este país quiere siempre atraer a los mejores y más brillantes a nivel global

«Evitaremos que la inmigración socave el salario de los trabajadores británicos. Incrementaremos el umbral de las ganancias de los trabajadores cualificados en un tercio, hasta las 38.700 libras –de unas 26.000 (30.340 euros) actuales– a partir de la primavera en línea con el salario medio para el tipo de trabajo», dijo el ministro.
Cleverly puntualizó que «aquellos que vengan con rutas de visados sanitarios o de trabajo social quedarán exentos para poder continuar trayendo a trabajadores sanitarios de los que depende nuestro sistema sanitario y de cuidado social».
Hasta ahora, el salario mínimo exigido a un trabajador extranjero para poder obtener el visado de trabajo en este país ronda las 26.000 libras (30.341 euros).
El político conservador mantuvo que el Gobierno «reconoce» que los trabajadores extranjeros «hacen un gran trabajo en nuestro NHS –servicio público sanitario del país– y en el sector de atención social» pero consideró que es «importante que los migrantes hagan una contribución suficiente a las finanzas».

Inmigración neta

Desde enero de 2024, se retirará el derecho de los estudiantes internacionales a traer a dependientes «a menos que estén en cursos de postgrado designados como un programa de investigación», explicó Cleverly, que justificó esa medida bajo el argumento de que este país quiere «siempre atraer a los mejores y más brillantes a nivel global».
Como parte de los cambios anunciados, esos estudiantes internacionales ya no podrán, según precisó, «pasar de la ruta de estudiante a las rutas laborales antes de que sus estudios se hayan completado», cambios que «tendrán un impacto tangible» en la migración.
Según el ministro, su estrategia llevará a «la mayor reducción nunca acometida en la migración neta», que en 2022 se situó en unas 745.000 personas, muy por encima de los objetivos del Gobierno conservador. «En total, este paquete, además de la reducción en los dependientes de los estudiantes, implicará que alrededor de 300.000 personas menos vendrán en los años futuros», apuntó Cleverly.
El Gobierno de Rishi Sunak considera prioritario reducir la inmigración al Reino Unido, tanto la legal como la que lleva por vías irregulares, como a través de botes por el canal de la Mancha.
Comentarios
tracking