Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Introducir en las salas comida que no se haya adquirido en el cine no está permitido

Introducir en las salas comida que no se haya adquirido en el cine no está permitidoEFE

Multa de 30.000 euros a Yelmo Cines por impedir el acceso a salas con comida del exterior

La cadena tiene carteles con el texto «la compañía no permite el acceso a estas instalaciones con alimentos y/o bebidas adquiridas fuera de Yelmo

El Instituto Vasco de Consumo, Kontsumobide, ha impuesto a Yelmo Cines una sanción de 30.001 euros por impedir a los usuarios el acceso a sus instalaciones con alimentos adquiridos en el exterior.
Este organismo inició en enero una investigación tras las reclamaciones planteadas por ocho particulares y las dos denuncias interpuestas por sendas asociaciones de consumidores: Asociación de Personas y Consumidoras y Usuarias Vasca (EKA/ACUV) y Facua-Consumidores en Acción.
La sanción impuesta no es aún firme, ya que Yelmo Cines ha presentado un recurso de alzada, con lo que aún no ha concluido el proceso administrativo, han explicado a EFE desde Kontsumobide.
En la demanda interpuesta por EKA/ACUV se denunciaba que en los cines Megapark y Artea de Bizkaia y Boulevard de Vitoria estaba prohibido desde principios de este año introducir alimentos y bebidas adquiridas fuera de estos establecimientos.
La organización entendía que se trataba de una «práctica abusiva» y solicitaba la imposición de una sanción de hasta 150.000 euros, por considerar que se trata de «infracción grave de consumo».
«La actividad principal que presta Yelmo Films es la de exhibición de películas y no es legal prohibir los alimentos del exterior a no ser que tu actividad principal sea la de la hostelería o bien que se prohíba de forma general», ha explicado este lunes en una nota EKA/ACUV.
En esta misma línea, Facua argumentaba en su escrito que la actividad principal de un cine es la exhibición de películas y no la restauración, por lo que no resultaba válido que se acogieran a esta excusa para impedir la entrada con comida y bebida del exterior cuando, además, dentro del propio recinto pueden adquirirse alimentos.
En la Comunidad de Madrid esta asociación de consumidores ha llevado a los tribunales a Yelmo Cines por este mismo motivo.
En sus cines, la cadena tiene carteles con el texto «la compañía no permite el acceso a estas instalaciones con alimentos y/o bebidas adquiridas fuera de Yelmo, reservándonos por tanto el derecho de admisión», una advertencia que también realiza en su página web al vender las entradas, ha explicado Facua en una nota.
La empresa «pretende ampararse en el ejercicio de un supuesto derecho de admisión» que, a su juicio, es contrario a la legislación. El servicio de ambigú no es la actividad esencial definitoria del cine, «por lo que no puede ejercer ese derecho de admisión como si se tratase de un restaurante».
Facua argumenta además que la actividad de exhibición cinematográfica existe «con independencia de que la empresa ofrezca un servicio de ambigú, no requiriendo a este para la existencia de aquel».
Actualmente, este procedimiento se encuentra todavía pendiente de la celebración del juicio y su posterior resolución.
Comentarios
tracking