Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Trabajadores en el Alentejo.

Trabajadores en el AlentejoGTRES

En qué consiste el despido «a la portuguesa» que Trabajo podría recuperar

Tras la subida del SMI y la reducción de la jornada laboral, Yolanda Díaz se propone endurecer el despido

Yolanda Díaz parece dispuesta a abrir un nuevo frente contra el sector empresarial. Tras la subida del SMI y la reducción de la jornada laboral, Trabajo estudia endurecer las extinciones de contrato. Una de las opciones que cada vez cobra más relevancia es el despido «a la portuguesa», que garantiza un mínimo independientemente de la antigüedad.

La reforma laboral impulsada por la ministra de Trabajo ha provocado un aumento de la contratación indefinida pero le ha dado a esta figura más inestabilidad que nunca, especialmente en el caso de los fijos discontinuos, cuyas altas, bajas y pases a inactividad registran cifras nunca antes alcanzadas.

Por eso, Díaz parece decidida a encarecer todavía más el despido. Actualmente, si se trata de un despido objetivo, al trabajador le corresponden 20 días de salario por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. En caso de que se trata de un despido improcedente, la indemnización será de 33 días con un máximo de 24 mensualidades, 45 días en los contratos firmados antes de febrero de 2012.

Los sectores necesitados de contratación temporal han podido salvar el paso al modelo indefinido gracias al periodo de prueba, que también se ha disparado. Ahora Trabajo quiere volver a estos 45 días e introducir también una indemnización mínima con independencia de la antigüedad y el salario. Se trata de un modelo «a la portuguesa».

En el país vecino se establece una compensación mínima de tres meses, pero UGT ya ha adelantado que exigirá subirlo a los seis años. En este caso, supondría un mínimo de 7.560 euros por despido, sin contar con la subida del SMI que ya está negociando el Gobierno. Ante esta situación, muchas empresas ya se han puesto en contacto con despachos laboralistas para reducir sus plantillas antes de que se endurezca el despido.

¿Despido barato?

Yolanda Díaz aseguró hace unos meses que el despido en nuestro país es «demasiado barato». Lo cierto es que el coste de la extinción del contrato en nuestro país es de las más altas de toda la Unión Europea, según un estudio del Banco Mundial elaborado en 2015, aunque desde entonces no se han producido grandes cambios legislativos.

Según dicho informe, a un trabajador con 10 años de antigüedad le corresponden en España 28,6 semanas de salario por despido, frente a las 26 de Grecia, 21,7 de Lituania y Alemania y las 21 semanas de Irlanda.

Comentarios
tracking