Fundado en 1910

23 de abril de 2024

Sede de Grifols en Barcelona.

Sede de Grifols en Barcelona.David Zorrakino / Europa Press

Un consejero de Grifols no firma las cuentas de 2023

La empresa dice que no manifestó «disconformidad»

Jaime Costos, actual miembro del consejo de administración de Grifols, no ha firmado las cuentas anuales publicadas este jueves por la compañía de hemoderivados al estar ausente «por motivos personales» en la reunión del consejo de administración celebrada ayer en Barcelona.
A pesar de ello, la compañía ha asegurado que Costos no ha manifestado «disconformidad ni oposición alguna con la documentación remitida», según figura en el informe anual de la compañía remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Las cuentas sí fueron firmadas este miércoles en Barcelona por su consejero delegado, Thomas Glanzmann, y los consejeros José Ignacio Abia, Raimon Grifols Roura, Víctor Grifols Deu, Albert Grifols Coma-Cros, Carina Szpilka Lázaro, Tomás Dagà Gelabert, Íñigo Sánchez-Asiaín Mardones, Enriqueta Felip Font, Montserrat Muñoz y Abellana y Susana González Rodríguez.
«Bajo su responsabilidad que, hasta donde alcanza su conocimiento, los estados financieros intermedios resumidos consolidados del ejercicio comprendido entre el 1 de enero de 2023 y el 31 de diciembre de 2023, elaboradas con arreglo a los principios de contabilidad aplicables, ofrecen la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la sociedad y de las empresas comprendidas en la consolidación tomados en su conjunto, y que el informe de gestión intermedio consolidado incluye un análisis fiel de la información exigida», señala la compañía en el informe anual con la firma de todos los consejeros respaldando sus cuentas, salvo la de Costos.
«Los estados financieros intermedios resumidos consolidados han sido preparados de acuerdo con las NIIF y aprobadas por el consejo de administración de Grifols», según asegura la compañía.
Por otro lado, la firma, que ha presentado sus resultados no auditados, ha asegurado que «ha recibido confirmación por escrito de KPMG de que espera completar sus procedimientos internos y emitir su opinión de auditoría antes del 8 de marzo de 2024, adelantándose a la fecha límite de la legislación española vigente».
Grifols obtuvo un beneficio de 59,3 millones de euros en 2023, lo que supone un descenso del 71,5 % con relación con las ganancias de 208,3 millones registradas en el ejercicio precedente, al tiempo que se ha anotado unos ingresos récord de 6.592 millones, un 8,7 % más.
La firma catalana, que ha logrado un beneficio positivo y reducción de apalancamiento, ha destacado que sus ganancias netas incluyen «partidas no recurrentes por valor de 147 millones de euros relacionadas, principalmente, con costes de reestructuración», tal y como han explicado a Europa Press fuentes de la empresa.
La empresa registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 1.474 millones de euros, que representa un margen del 22,4 %, situándose por encima de las previsiones, que excluyen 223 millones de euros de gastos extraordinarios que comprenden, principalmente, 159 millones de euros de costes de reestructuración.
Las previsiones para 2024 incluyen un crecimiento de los ingresos superior al 7 % en términos constantes, impulsado por Biopharma, y un Ebitda ajustado por encima de 1.800 millones de euros, excluyendo la contribución de Shanghai RAAS de 50 millones en 2023.

Los Grifols dejan la ejecutiva

Estos han sido los últimos resultados de la empresa de hemoderivados con la familia Grifols, en concreto Raimon Grifols, Víctor Grifols Deu y Albert Grifols Coma-Cros, con cargos ejecutivos dentro de su consejo de administración, en un contexto marcado por la crisis de la firma tras la última ofensiva lanzada por Gotham City Research cuestionando sus cuentas y su sostenibilidad.
En concreto, la compañía, que anunció a principios de mes cambios en su gobernanza, ha nombrado consejero delegado a Nacho Abia, con efectos desde el próximo 1 de abril, y ha mantenido a Thomas Glanzmann como presidente ejecutivo, al tiempo que Raimon Grifols, Víctor Grifols Deu y Albert Grifols Coma-Cros permanecen como consejeros dominicales.
Los tres miembros de la familia han puesto fin a su etapa ejecutiva dentro de la compañía catalana, dejando sus funciones como director corporativo, director de operaciones y consejero ejecutivo, respectivamente.
El fondo bajista Gotham City Research atacó por segunda vez a Grifols el pasado 20 de febrero, planteando, en esta ocasión, una batería de siete preguntas relacionadas con la naturaleza de relación entre la compañía y el family office Scranton, vinculado a la familia Grifols.
Ante los cambios en la gobernanza de Grifols, Gotham señaló que sus denuncias previas, publicadas el pasado 9 de enero, fueron las que motivaron modificaciones en su gobierno corporativo, traduciéndose en la desvinculación de los miembros de la familia de la gestión de la compañía de hemoderivados.
Comentarios
tracking