Fundado en 1910

25 de julio de 2024

José María Rotellar

La economía del cangrejo de Sánchez: España vuelve a ser pobre

El Gobierno no puede conseguir es tapar el retroceso en prosperidad que está suponiendo su política económica, que nos lleva a ser cada vez más pobres en comparación con la media de la UE

Actualizada 04:30

Entre los distintos fondos con los que cuenta la Unión Europea (UE), financiados todos ellos por los contribuyentes, nunca lo olvidemos, se encuentra el Fondo de Cohesión. Su misión es reforzar la cohesión económica, social y territorial de la UE, de manera que los países más pobres puedan acercarse en desarrollo y nivel de vida a los más ricos gracias a estas ayudas compensatorias, que les permitan impulsar su crecimiento para, después, desarrollarlo por ellos mismos.

Tal y como expone el artículo 177 del Tratado de Funcionamiento de la UE, «el Fondo de Cohesión está reservado a los Estados miembros cuya renta nacional bruta (RNB) per cápita no supere el 90 % de la RNB media de la Unión». Así, durante el período de programación 2021-2027, el Fondo de Cohesión proporcionó apoyo a 15 Estados miembros: Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, República Checa y Rumanía.

Desde que Sánchez llegó al Gobierno, España no ha dejado de retroceder posiciones en PIB per cápita en paridad del poder de compra

Pues bien, desde que Sánchez llegó al Gobierno, España no ha dejado de retroceder posiciones en PIB per cápita en paridad del poder de compra. Así, en porcentaje de PIB per cápita en paridad del poder de compra sobre la media de la UE España ha pasado de estar en el 92,8 % en 2017 –último año completo sin Sánchez en el Gobierno–, en una senda creciente, al 88,6 %, y eso contando con la revisión excepcional del crecimiento del PIB que hizo el INE en 2021, de casi un punto.

Evolución del PIB per cápita en paridad del poder de compra de España

Evolución del PIB per cápita en paridad del poder de compra de España

Es decir, España ha perdido 4,2 puntos en su convergencia con la UE y ha vuelto a instalarse entre los países pobres de la UE, que son aquellos con un PIB per cápita en paridad del poder de compra inferior a ese 90 % de la media de la UE.

Así, España vuelve a poder optar, desgraciadamente, por su empobrecimiento, a los fondos de cohesión, que, sin embargo, no ha solicitado el gobierno español, probablemente porque sería tanto como reconocer que su política económica, su gestión, ha empobrecido a la economía española. De esta forma, ha renunciado a alrededor de 6.000 millones de euros.

Esa política económica del cangrejo, que hace retroceder a la economía española, se percibe también en nuestra comparación con algunos países del este que han sabido aplicarse y que nos han superado en porcentaje de PIB per cápita en paridad del poder de compra sobre la media de la UE, como es el caso de Eslovenia, que en el mismo período ha pasado de un 85,5 % en 2017 a un 91,4 % en 2023.

Evolución del PIB per cápita en paridad del poder de compra de España

Evolución del PIB per cápita en paridad del poder de compra de España

Así, España no deja de retroceder (y si la futura censura con la que se nos amenaza a los españoles quiere comprobarlo, puede hacerlo en el siguiente enlace.

El Gobierno puede aumentar el PIB nominal impulsado por la inflación y, con ello, mitigar el cociente entre déficit sobre el PIB y deuda sobre el PIB, pero no lo resuelve, sólo lo maquilla artificialmente; puede tener un mayor crecimiento del PIB en términos constantes por efecto estadístico base, además de por el impulso desmedido del gasto público, que ha expulsado a la inversión; puede obligar, por ley, a que los contratos temporales se encuadren en los fijos-discontinuos, aunque el empleo no se cree realmente, sino que se reparta; puede, incluso, disimular ese empobrecimiento no solicitando los fondos de cohesión a los que puede acceder España fruto de dicho empobrecimiento generado; el Gobierno puede lograr todo eso, pero lo que no puede conseguir es tapar el retroceso en prosperidad que está suponiendo su política económica, que nos lleva a ser cada vez más pobres en comparación con la media de la UE.

Comentarios
tracking