Fundado en 1910

22 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Manzanera y el milagro de los ocupados y el PIB

Hay demasiados imposibles en esta ecuación como para creer que la información facilitada por la responsable del INE sea creíble

Actualizada 04:30

Ya sé que Elena Manzanera está a punto de colgar un cuadro en su despacho con mi foto y empezar a tirarle dardo todos los días. O quizá, con su capacidad de exorcizar al PIB para que de la nada crezca un 0,7 %, empiece a hacerme vudú. Lo que ella no sabe es que yo estoy protegido por mis números –que son los suyos– y que lo único que hago es mostrarlos y sacar conclusiones.

De seguir así, ya me la veo hablando con Carlos Cuerpo para que le pida al presidente que me coloque en la diana de la «fachoesfera». El problema 70 años y una vacuna contra las prohibiciones. Ya no me pueden acongojar ni meter miedo, porque casi siempre que escribo lo hago con datos oficiales que publica el Gobierno. Eso sí, me los miro, los analizo, los estudio, los comparo y los interpreto, cosa que ni Manzanera, ni Cuerpo, ni Sánchez hacen. No porque no sean capaces, sino porque se creen que todos son como ellos que se quedan en la superficialidad.

Aquí es donde les duele, la piedra que se les ha metido en el zapato, pequeña, pero que con el paso del tiempo empieza a hacer mella, te hace daño y al final si no te la quitas te genera una herida muy molesta en el pie y por eso sé que antes o después tratarán de quitarme de su zapato. Pero hasta que eso llegue, seguiré molestando, siempre que se lo merezcan.

Hoy voy a mostrar que, con las tablas que nos ha presentado, la información no cuadra y es difícil creer que nuestro PIB haya crecido un 0,7 % cuando el consumo caía o que la inversión aumentaba a pesar de que la extranjera está huyendo, la nacional no existe y las exportaciones de bienes llevan 11 meses en picado. Pero además nos cuentan que la Agricultura crece con menos horas trabajadas, lo mismo que la Industria y los Servicios.

Pero hoy voy a hacer el mismo ejercicio pero comparando la cifra de personas ocupadas, que facilita el INE en las tablas auxiliares, con el crecimiento del PIB y veremos que el exorcismo elaborado por la señora Manzanera es de muy alta calidad, hay que reconocerle que ha mejorado a José Félix Tezanos de forma sustancial. Analicemos la tabla que he preparado:

Lo primero que quiero destacar es que los ocupados que facilita en el cálculo del PIB el INE, pasan de 20,17 millones a 20,11 con una bajada en el primer trimestre del 0,3 %, que coincide con la bajada de horas trabajadas que ya comenté en un anterior artículo, lo cual demuestra la coherencia entre horas trabajadas y ocupación.

Pero vemos que con una bajada de las horas trabajadas y, en este caso, de la ocupación de un 0,3%, el PIB es capaz de crecer un 0,7 %, ergo lo que tenemos que hacer es bajar la ocupación hasta donde sea posible para que el PIB crezca todo lo que pueda. Vamos que estoy siendo irónico, no es posible que el PIB crezca trabajando menos gente y menos horas. Pero veámoslo por sectores.

En la agricultura, los ocupados bajan un 2,1 %, para conseguir que el valor del sector crezca un 2,5 % (milagro). En Industria, la ocupación baja un 1,0 %, pero el valor de la producción crece un 1,6 % (milagro). En el sector Servicios, la ocupación baja un 0,2 % y el valor de la producción sube un 0,3 % (milagro con letra pequeña). Pero veamos que pesa en el desglose de los servicios.

  • En el comercio con una subida del empleo del 0,7 % se sube el valor de la producción en un 1,4 % (posible).
  • En la información y las comunicaciones sube el empleo un 3,0 % y cae el valor de la producción un 2,9 % (sector fatal gestionado).
  • En las Actividades Financieras cae el empleo en un 8,5 % y sube el valor de la producción en un 3,5 % (Hay que despedir a todos los empleados de banca, los banqueros se van a forrar: doble milagro).
  • En las Actividades inmobiliarias, el empleo cae un 1,6 % y el valor de la producción sube un 2,7 % (milagro)
  • En la Administración Pública sube la ocupación en 0,8 % y el valor de la producción baja un 1,8 % (vagancia y absentismo).
  • Y en las Actividades artísticas y recreativas que baja la ocupación un 2,3 % y el valor de la producción un 3,0 % (lógico).

En definitiva hay demasiados milagros en esta ecuación como para creer que la información facilitada por Elena Manzanera sea creíble.

Comentarios
tracking