Fundado en 1910

19 de junio de 2024

La cesta de la compra está cada vez más cara.

Solo cuatro países registran peores números que España

La inflación frena su caída en la eurozona con España en los vagones de cola

Los precios registran en abril una subida del 2,4 % rompiendo una racha de tres meses de descenso

La inflación de la eurozona se situó en el mes de abril en una tasa del 2,4 % interanual mientras que la del conjunto de la UE alcanzó el 2,6. Rompe así una racha de tres meses consecutivos de descensos, según los datos facilitados este viernes por Eurostat.

España, que en otros momentos controló mejor su inflación, marca en abril el quinto peor registro de la UE, con un 3,4 %. Iguala la tasa de Austria y solo tiene por detrás a Rumanía (6,2 %), Bélgica (4,9 %), Croacia (4,7 %) y Hungría, (3,6 %).

En el lado opuesto, por debajo de la media europea, se sitúan Bulgaria (2,5 %), Suecia, Eslovaquia, Malta, Francia y Alemania (2,4 %), Portugal (2,3 %), Chipre (2,1 %), Irlanda (1,6 %), Letonia (1,1 %), Italia (0,9 %), Finlandia (0,6 %), Dinamarca (0,5 %) y Lituania (0,4 %).

La inflación subyacente, que excluye la energía, los alimentos y el tabaco por ser más volátiles, y que sirve de referencia para el Banco Central Europeo (BCE) en sus decisiones de política monetaria, sí ha logrado mantener su tendencia a la baja hasta marcar un 2,7 %, dos décimas inferior al último registro.

Por categorías, los servicios registraron en abril un crecimiento de los precios del 3,7 %, tres décimas menor que la observada en marzo, mientras que la inflación de los alimentos, el alcohol y el tabaco fue del 2,8 %, dos décimas más que en el mes anterior. Este aumento se explica por el encarecimiento de los alimentos frescos, cuyo precio se redujo un 0,5 % en marzo, pero se incrementó un 1,2 % en abril.

La inflación de los bienes industriales no energéticos se situó en el 0,9 % (1,1 % de marzo) y el precio de la energía –que en 2021 fue el principal factor que impulsó los precios por la crisis energética– cayó el pasado mes un 0,6 %, frente al descenso del 1,8 % en marzo.

Así, la inflación de la zona euro repitió en abril con una tasa del 2,4 % después de haber encadenado tres bajadas consecutivas desde que comenzó el año. En concreto, los precios se elevaron en enero un 2,8 % (una décima menos que en diciembre de 2023), y después registraron un crecimiento del 2,6 % en febrero y del 2,4 % el pasado mes.

La UE, por su parte, abrió el año con una inflación del 3,1 % en enero que se redujo tres décimas en febrero, hasta el 2,8 %, y dos más en marzo, para alcanzar la tasa del 2,6 % que en la que se mantuvo en abril.

Comentarios
tracking