Fundado en 1910

12 de junio de 2024

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der LeyenEFE

Von der Leyen descarta copiar el modelo americano de ampliar aranceles a los productos chinos

La presidenta de la Comisión Europea se enfrentó este martes a un debate económico con los líderes de los socialdemócratas, los liberales e ID

El pasado mes de septiembre, Ursula von der Leyen anunció a bombo y platillo en su discurso del estado de la Unión una investigación contra China por los coches eléctricos. Desde entonces, las tensiones con el gigante asiático han sido constantes, con reuniones y viajes cancelados y cruce de acusaciones. Se calmó la situación tras la visita de Xi Jinping a Europa, por lo que la presidenta del Ejecutivo comunitario no quiere remover las aguas y prefiere no imponer más aranceles sobre China.

La candidata del Partido Popular Europeo a las próximas elecciones del 9 de junio descarta así trasladar el modelo estadounidense de los «aranceles generalizados» sobre productos chinos, que aprobó la administración Biden este mes y que afecta principalmente a los coches eléctricos.

Así lo dejó claro la política germana, que confía en el enfoque «mucho más individualizado» del problema que tienen desde Bruselas. Von der Leyen, que aspira a la reelección, realizó estas declaraciones en un debate con temática económica que tuvo lugar este martes en Bruselas con el candidato de los socialdemócratas, Nicolas Schmit; el de los liberales, Sandro Gozi; y el de Identidad y Democracia, Anders Vistisen. Se trata de la segunda vez que se enfrenta al resto de candidatos y la última antes del gran debate de la Unión Europea de Radiodifusión, que será retransmitido este jueves en directo en toda Europa.

La presidenta de la Comisión recordó que ya se había abierto una investigación sobre los vehículos chinos y que, de confirmarse que se vulneraron las leyes, impondrán las correspondientes sanciones. Lo hizo para defenderse ante sus rivales, que eran partidarios de una política mucho más estricta con respecto a China.

«Tenemos que defendernos porque las políticas chinas son cada vez más agresivas. Es momento de responder», afirmó Gozi, quien cree que ya no es el momento de que la UE produzca en China, importe energía de Rusia y delegue su seguridad en Estados Unidos. «Se ha acabado el momento», opinó.

En la misma línea se mostró el candidato socialista, actual comisario de Empleo. El luxemburgués Nicolas Schmit considera que Europa debe tener mayor «decisión» en este sentido, pero avisó del precio que supondría una «escalada», ya que podría desencadenar una guerra comercial que perjudicaría a todos.

De igual manera, el danés Anders Vistisen se alineó con la política estadounidense y considera que Europa debe tomar medidas como prohibir Tiktok o expulsar a los chinos de las infraestructuras de la Unión. Lo que está claro es que Von der Leyen se ha quedado sola a la hora de negociar su postura con respecto a China.

Comentarios
tracking