Fundado en 1910

12 de junio de 2024

El actual presidente del grupo, Luciano Benetton, se va.

Uno de los fundadores de la empresa que lleva su apellido, Luciano Benetton, se va.

Luciano Benetton se siente traicionado y deja su empresa con una deuda de 100 millones

Tras abandonar su cargo en 2012 con una empresa sana que facturaba 2.000 millones y tenía beneficios, volvió en 2018 y ahora se va de nuevo dejando la compañía en una situación compleja

Luciano Benetton, uno de los fundadores de la conocida marca de moda italiana que lleva el apellido familiar, anunció su retirada de la empresa, en la que existe «un agujero presupuestario de unos 100 millones», según ha dicho en una entrevista publicada este sábado por el diario Corriere della Sera.

«Confié y me equivoqué. Me traicionaron, en el verdadero sentido de la palabra. Hace unos meses entendí que algo andaba mal. Que la fotografía del grupo que la alta dirección nos repetía en los consejos de administración no era real», explica Benetton, que ocupa el cargo de presidente ejecutivo del grupo desde que, en 2018, decidió regresar al grupo.

Y agrega: «Lamentablemente, habrá que hacer sacrificios. Lo que puedo decir es que se hará el máximo esfuerzo para redescubrir la energía de los mejores tiempos y dar nueva vida a esta marca que tanto representa para nuestra familia».

El consejo de administración de la empresa, encabezado por el consejero delegado, Massimo Renon, será renovado el próximo el 18 de junio.

Del consejero delegado, del que Benetton nunca menciona por su nombre, señala: «Nunca me ha preguntado nada, ni él ni los nuevos colaboradores que ha traído. Entre ellos, cinco provienen del área de ventas de una empresa con una tradición de mercado completamente diferente a la nuestra».

«En una de las reuniones del consejo explota la bomba. De repente presentan un agujero presupuestario dramático, un shock que nos deja sin aliento: alrededor de 100 millones», revela.

Y acusa. «O no están preparados hasta el punto de no poder comprender los fundamentos de la empresa, por tanto de buena fe pero gravemente inadecuados para las funciones que han desempeñado, o han decidido voluntariamente mantener la realidad de los hechos. ocultos y, por lo tanto, omitiendo información valiosa, hasta el punto en que ya no pudieron ocultar la verdad. Habrá una investigación sobre esto».

La empresa, que dejó de cotizar en bolsa en 2012, forma ahora parte del holding Edizione.

«Afortunadamente - explica Luciano Benneton - habíamos decidido sacar a Benetton de la bolsa hace algún tiempo. Por lo tanto, los riesgos empresariales estaban y están todos en manos de la familia».

«Dejé la empresa en 2012 como una empresa sana, con una facturación de 2.000 millones y beneficios, aunque la lógica dice que siempre podemos hacerlo mejor. Sólo después de una fuerte insistencia de mi hermano Gilberto decidí regresar en 2018, poco antes de su fallecimiento», explica tras anunciar que dejará la presidencia.

Comentarios
tracking