Fundado en 1910

22 de junio de 2024

No es raro encontrarnos multas si dejamos el coche parado unos días

No es raro encontrarnos multas si dejamos el coche parado unos días.

Surge una empresa que paga las multas a cambio de una suscripción de 54 euros al año

Sinmulta cubre la sanción siempre que no se haya superado en más de 50 km/h la máxima velocidad permitida

La compañía Sinmulta ha lanzado en España su servicio de protección financiera para multas por exceso de velocidad. El servicio de Sinmulta está dirigido a todos los que quieren evitar pagar grandes multas, si alguna vez conducen demasiado rápido. Se trata de un innovador modelo de suscripción anual que se diferencia considerablemente de los servicios que ofrecen las firmas legales en el mercado, que presentan un servicio complicado y un mayor costo a sus clientes. Mediante una suscripción anual de 54 euros, Sinmulta se hace cargo de forma rápida y sencilla de las sanciones de sus clientes, que solamente tienen que subir las multas recibidas a la plataforma de sinmulta.es.

La protección financiera de Sinmulta es válida para multas por exceso de velocidad en carreteras en donde el máximo permitido está entre 70 y 120 Km/h; Sinmulta cubre la sanción siempre que no se haya superado en más de 50 km/h la máxima velocidad permitida.

El servicio de suscripción a Sinmulta está dirigido a cualquier persona que haya cumplido los 18 años y tenga un permiso de conducir válido. Sinmulta cubre hasta tres infracciones por exceso de velocidad al año.

«La situación financiera de muchas personas hoy en día es muy limitada y, por supuesto, todos queremos evitar gastos imprevistos», señala Alex Vega, CEO de Sinmulta. «El objetivo principal de Sinmulta es poder ofrecer tanto a particulares como a empresas una protección y seguridad financiera en la vida cotidiana con la ayuda de las soluciones que ponemos a disposición de nuestros clientes», añade Vega.

«El servicio de Sinmulta no está destinado a fomentar el exceso de velocidad. Desde la compañía recomendamos a todos los conductores que respeten las normas y los límites de velocidad, por su seguridad y por la de los demás, pero, en el caso de que tengan algún despiste, cubrimos el coste económico de la multa a nuestros clientes. La responsabilidad moral y legal siempre recae en el propio conductor, pero si se une a Sinmulta, nosotros nos hacemos responsables de la parte financiera en los casos de exceso de velocidad en los que se imponga una multa», aclara Vega.

Comentarios
tracking