Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Golpe a las pymes: las cotizaciones crecen un 34 % y la afiliación solo un 10 %

Las pequeñas y medianas empresas lo están pasando muy mal, y peor que lo van a seguir pasando

Actualizada 04:30

Hace unos días publique un artículo titulado Así no hay quien cree empleo, en donde hacía un análisis de los cotizaciones sociales del primer trimestre del 2019 comparado con el primer trimestre de 2024 y el número de afiliados medios en ese mismo período de tiempo. La conclusión era que las cotizaciones sociales subían un 30,9 % mientras la afiliación lo hacía simplemente un 9,6%.

Ahora he decidido hacer el análisis de los años completos y de cómo terminó el 2018, que fue un año en el que desde el punto de vista económico, cuando Pedro Sánchez se sienta en La Moncloa, ya está prácticamente todo hecho y su capacidad de influir en la economía es nula. Veremos como se cierra el 2018 y cuáles son los datos del 2023 y los resultados son todavía peores para los empresarios.

Si con aquel artículo ponía en duda la capacidad de continuar de muchas pequeñas y mediana empresas vivas en los próximos meses, ahora no solo me reafirmo en ello, sino que tengo que concluir que las pymes lo están pasando muy mal y peor que lo van a seguir pasando.

En otro artículo que publiqué el Gobierno de Sánchez hace desaparecer 442 empresas a la semana con datos del Instituto Nacional de Estadística, mostraba que desde que Pedro Sánchez llegó al poder han desaparecido 140.000 empresas en España a una media de 442 empresas a la semana, o si se prefiere a una media de 66 empresas al día pero lo que no llegué a comentar en ese artículo, porque me he dado cuenta hoy es que, en el primer cuatrimestre de este año, las empresas desaparecidas son 2.539, que equivale a estar en 85 empresas al día.

En este primer cuatrimestre del año han desaparecido 10.154 empresas que nos llevan a un ritmo de que desaparezcan 30.462 que sería crecer sobre el año 2023 un 23 %.

Y cuando digo que esto es insostenible, es porque cada vez que profundizo más en los datos, más me doy cuenta de que posiblemente hemos superado ya el punto de no retorno y si la economía no despega, nos estrellamos.

Ya sé que el Banco de España dice que vamos a crecer un 2,3 %, el problema está en que si para crecer un 2,3 % nos tenemos que gastar 735.000 millones de euros, lo que va a pasar es que volveremos a terminar el año con una deuda superior a los 70.000 millones en un solo año y superando el 1,65 billón de deuda.

Como dice también el Banco de España, la inflación no la vamos a parar hasta finales de 2025 y aunque diga que se va a quedar en un 3 %, cuando hoy está en un 3,6 % y cuando de aquí a finales de año hay que quitar un mes de 0 % y un mes negativo, me da que al no hacer nada, esta puede ser superior y el PIB nominal que es el que sirve para calcular la deuda sobre el PIB puede salir que nuestra deuda no se ha disparado en porcentaje del PIB, pero la realidad seguirá siendo que creceremos gracias al Gasto público y al endeudamiento, que es tener una economía que funciona con dopamina.

Si el gobierno no entiende que los que crean empleo productivo son los empresarios y no Escrivá con ofertas públicas de empleo, es que no sabe que superado un punto en un intento de despegue al piloto solo le sirve tratar de despegar o morir.

Y eso es lo que hoy estamos haciendo con la pequeña y mediana empresa, la estamos asfixiando y empiezan a caer como moscas.

Sino miren lo que está pagando el tejido empresarial en su conjunto:

Las cotizaciones sociales pagadas por el conjunto de las empresas del país han pasado de 138.837 millones a 186.643 millones con un incremento del 34,4 %, lo cual supone un incremento de 47.806 millones de euros en solo 5 años.

Los afiliados medios a la Seguridad Social han pasado de 18,8 millones a los 20,6 millones con una variación de 1.864.518 afiliados medios, lo que supone que la afiliación crece en un 9,9 %.

Así los empresarios, que de media pagaban 7.394 euros por afiliado en el año 2018, en el 2023 han pasado a pagar 9.042 euros por empleado, lo que supone un incremento del 22,3 % en los costes.

Pero eso es el cálculo hecho del modo tradicional, lo que yo quiero mostrarles es que el incremento de las cotizaciones sociales ha sido de 47.806 millones para incrementar en 1.864.518 cotizantes nuevos, lo que esto quiere decir es que este incremento les está costando a los empresarios una media de 25.640 euros.

Esto es una locura política que nadie ha querido asumir desde el gobierno y ha llevado a que el primer cuatrimestre del año desaparezca 85 empresas al día.

Así que si los empresarios no contratan a más gente es porque no pueden seguir pagando estos diferenciales y muchos de ellos además cierran y desparecen.

Comentarios
tracking