Fundado en 1910

16 de junio de 2024

Estudiantes esperan antes de comenzar las pruebas de acceso a la universidad

Estudiantes esperan antes de comenzar las pruebas de acceso a la universidadEuropa Press

Educación

Los estudiantes cargan contra la nueva EBAU por no luchar contra la brecha de acceso a la Universidad

«El modelo de selectividad actual funciona como filtro de segregación y como criba que afecta especialmente a los estudiantes de clases trabajadora», lamenta la portavoz de la organización Frente de Estudiantes

Frente de Estudiantes ha criticado que el borrador del real decreto de la nueva Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) es un «parche» que «no cambia» la dificultad de acceso a los estudios superiores de los alumnos con menos recursos. El reproche llega días después de que la ministra de Educación, Pila Alegría, eliminara la polémica «prueba de madurez» del nuevo examen.

«El modelo de selectividad actual funciona como filtro de segregación y como criba que afecta especialmente a los estudiantes de clases trabajadora. Dificulta el acceso a los estudios superiores y esto no lo cambia la reforma», ha señalado la secretaria de Mujer e Igualdad de la organización estudiantil, Lucía Menéndez, en referencia al documento que ha enviado el Ministerio de Educación y Formación Profesional a las comunidades autónomas.

En este contexto, Menéndez ha explicado que los estudiantes que tienen más dificultades económicas tienen menos probabilidad de acceder a los estudios superiores «al no disponer de tanto tiempo para estudiar, de recursos para poder dedicarse al estudio al tener muchas veces que trabajar y estudiar a la vez, o no tener acceso a otras herramientas como academias o profesores particulares».

«El modelo de selectividad actual funciona como criba que afecta especialmente a los estudiantes de clase trabajadora», ha insistido la estudiante.

Aunque ha reconocido que el modelo que propone Educación «no son aspectos negativos», ya que «da más tiempo en el examen» y hace la prueba «más accesible», ha matizado que no pueden hablar de que sea «una medida favorecedora en mayúsculas porque al final es una reforma parcial que funciona como parche».

Para la organización que agrupa a alumnos de diferentes niveles educativos, el «problema fundamental» con la nueva prueba de acceso a la Universidad es que «lo que se está haciendo es reestructurar el modelo de examen o reajustar un poco el formato de la EBAU», pero, a su juicio, «no se está atacando el filtro de segregación y la criba a los accesos a los estudios superiores universitarios».

El borrador del real decreto de la nueva EBAU del Ministerio de Educación y Formación Profesional elimina la prueba de madurez y las preguntas tipo test previstas para la nueva prueba. Asimismo, ha aumentado el tiempo de realización de los ejercicios, pasando de 90 minutos a 105 minutos, ya que, según justifica el Ministerio, «se tiene en cuenta la lectura del ejercicio, su análisis y producción».

Otro de los cambios que incluye el proyecto de real decreto es que los alumnos, en el momento de matricularse a la prueba de acceso, elegirán entre examinarse de Historia de España o Historia de la Filosofía. Además, en las comunidades con lengua cooficial se añade un examen de lengua propia.

No obstante, según han explicado fuentes del Ministerio de Educación, el periodo de transitoriedad hacia el modelo definitivo no desaparece y no está descartado que en el futuro se pueda volver a incluir la prueba de madurez. Con el objetivo de alcanzar el mayor consenso posible, Educación aplazó un año la nueva EBAU por lo que la prueba estaría completamente instaurada en junio de 2028.

El nuevo proyecto de real decreto justifica que «se debe evitar el riesgo de producir cambios a mayor velocidad de la que el sistema es capaz de procesar, especialmente teniendo en cuenta que el proceso de incorporación a las aulas de los nuevos enfoques metodológicos se hará de forma paulatina». También añade que se llevará un proceso temporal intermedio «hasta estar en condiciones de llegar a un modelo definitivo en el cual el enfoque competencia de la prueba sea completo».

El documento establece la regulación de las características básicas de la prueba de acceso a la Universidad que será de aplicación a partir del curso escolar 2023-2024 y hasta la implantación definitiva del nuevo modelo de prueba.

Comentarios
tracking