Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Alumnos de un instituto de Sevilla

Alumnos de un instituto

Ingeniería social en los PLC de los centros educativos

El español, relegado a «lengua extranjera» en los centros educativos de Baleares, Galicia y Cataluña

Esta es una de las conclusiones recogidas en el estudio comparativo de Hablamos Español sobre los modelos lingüísticos de los centros educativos de las tres comunidades analizadas

La obsesión por implantar el catalán o el gallego y erradicar el uso del castellano en las comunidades educativas de Baleares, Cataluña y Galicia es una evidencia. Los Proyectos Lingüísticos de Centro (PLC) de cada escuela o instituto así lo confirman pues en todos ellos se puede leer que el catalán o el gallego han de ser la lengua vehicular del centro. El español queda relegado a ser una asignatura «de lengua extranjera», esto es, tratado al nivel de inglés, francés o alemán. Incluso en algunos de ellos se le destinan menos horas lectivas de estudio que a una lengua extranjera. «Hemos analizado PLC de ciudades y villas, de centros de Primaria y de institutos, de colegios privados y concertados y no hemos encontrado ninguno que no cause sonrojo», concluye el estudio realizado por Hablamos Español de los PLC de una variada muestra de centros educativos en las tres comunidades.
Así, aseguran que pese a ser la lengua de uso mayoritaria entre el alumnado de cada comunidad, «el español aparece como un elemento molesto, que causa problemas, como una lengua invasora que impide la normalización» y por tanto la 'psicosis' general es convertir a los hispanohablantes. «En los PLC no se habla de derechos lingüísticos. De lo que se trata es de 'beneficiar' a la lengua» regional, lamentan desde la asociación que lo que promueve es lograr la libre elección de lengua en la enseñanza.
Las medidas a adoptar se repiten en todos los PLC analizados: promocionar la lengua regional en todos los ámbitos educativos, incluso fuera del aula, en la vida privada de los mismos, y eliminar el uso del español. Tratan de lograrlo adoptando medidas como la imposición del catalán o el gallego en todas las materias o en su inmensa mayoría, en la rotulación, cartelería y comunicaciones del centro con los alumnos y las familias y en las actividades extraescolares y de fuera del centro organizadas por los mismos. «Al constatar que los jóvenes prefieren usar el español fuera del aula la mayoría de PLCs analizados destacan la importancia de ganar jóvenes para la lengua», explican desde Hablamos Español. «En Galicia incluso tienen como uno de sus objetivos promover la galleguización de los nombres y apellidos de los alumnos de Secundaria y crear la figura de un voluntario lingüístico», resaltan.

Galicia, la más inmersiva

«Galicia es la comunidad en donde los profesores encargados de este tipo de adoctrinamiento se emplean más a fondo a juzgar por el contenido de sus PLC. Se considera una anomalía que las familias hablen español», señalan y por ejemplo, el IES Lagoa de Antela se congratula por el escaso número de hispanohablantes que hay en la zona.
No obstante, en Cataluña también se encuentran ciertas referencias inquietantes. En el PLC de la escuela María Ward de Badalona califican el español «como segunda lengua» y no como lengua cooficial, que es lo que es.
En Baleares culpan a la inmigración de la disminución del uso del castellano entre las familias. «Si tenemos en cuenta las circunstancias sociolingüísticas en las que vive el alumnado de Mallorca obliga a un apoyo más decidido de la presencia de la lengua catalana», reza el IES Joan Alcover.
Comentarios
tracking