Fundado en 1910

23 de abril de 2024

La educación en la encrucijadaJorge sainz

Una medida que va ganando momentum: incentivos a los docentes con más experiencia para ir los centros más vulnerables

Otra de las medidas comentadas es la de aumentar la enseñanza obligatoria desde los 16 a los 18 años en España, porque podría disminuir la tasa de abandono en un 50 %

Actualizada 04:30

Quisiera que mis primeras líneas de este artículo en El Debate fueran para recordar a Eugenio Nasarre, impulsor de esta columna de «La Educación en la Encrucijada». Hace ya tres años, Eugenio habló conmigo para comentarme la posibilidad de que cada martes, él, Jorge Sainz, Paco López Rupérez y yo escribiéramos una columna en El Debate. Eugenio era el que llevaba por cuenta el turno de a quién le tocaba y el que los domingos por la noche recogía nuestras contribuciones. Para mí ha sido un privilegio escribir con tres personas a las que admiro como Eugenio, Jorge y Paco durante este tiempo, en una ventana en la que seguiremos publicando ahora junto con Sandra Moneo, a la que tanto admiro también. Muchas gracias por todo Eugenio, por tu ejemplo de honestidad, integridad, honradez y sabiduría.
En esta columna voy a comentar la jornada virtual sobre las medidas que pueden contribuir a reducir la tasa de abandono y que tuve la oportunidad de organizar en FUNCAS.
Entre las medidas que han tenido éxito en la reducción del abandono en otros países se encuentra, en primer término, abordar las necesidades de colectivos vulnerables. Estudios como el de Battaglia y Lebedinski (2022) en Serbia y Gershenson et al. (2022) en EE. UU. han demostrado impactos significativos al emparejar estudiantes con tutores o profesores de su mismo origen étnico o racial. Gershenson et al. (2022) muestra que en EE. UU., la asignación de al menos un profesor negro a estudiantes negros en primaria aumentó la probabilidad de graduarse en secundaria en 9 puntos porcentuales y acceder a la universidad o FP Superior en un 6 puntos. Battaglia y Lebedinski (2022) muestran que los estudiantes de bajo rendimiento pueden obtener mejores resultados académicos siguiendo los pasos de personas que puedan ser una referencia. En concreto, estos autores estudian el Programa de Asistentes de Enseñanza en Serbia para alumnos de etnia gitana de bajo rendimiento. Asigna una persona de esta etnia a cada centro participante para brindar apoyo a los alumnos seleccionados y establecer un puente con su comunidad. Battaglia y Lebedinski (2022) muestran que programa tuvo un 18,5 por ciento más de éxito en hacer que los estudiantes de etnia gitana eligieran trayectorias de educación secundaria más largas.
Otra de las medidas comentadas es la de aumentar la enseñanza obligatoria desde los 16 a los 18 años en España, porque podría disminuir (basándose en lo ocurrido en otros países) la tasa de abandono en un 50 %. El cambio en la edad mínima para dejar la escuela en el Reino Unido de 14 a 15 años tuvo un efecto significativo e inmediato, según Oreopoulos (2006), redirigiendo a casi la mitad de la población de jóvenes a permanecer en la escuela durante un año más. Este incremento en la duración de la educación lleva a una reducción relativa de vivir en la pobreza y la exclusión social de aproximadamente el 29 % (Hofmarcher, 2021). Este autor también encuentra una reducción relativa de las dificultades autoevaluadas para llegar a fin de mes de aproximadamente el 17 % debido a un año adicional de educación.
Hofmarcher, 2021. Economics of Education Review

Hofmarcher, 2021. Economics of Education Review

El gráfico muestra claramente la discontinuidad en los años promedio de educación alrededor del punto de reforma. La línea vertical representa la cohorte primera afectada por las reformas en la duración de la educación obligatoria. Se observa que hay un cambio distintivo en la tendencia de la educación promedio entre las cohortes antes y después de la reforma, lo que sugiere que las reformas tuvieron un efecto significativo en los años de educación que los estudiantes terminaron recibiendo. La línea discontinua a la izquierda representa el periodo pre-reforma muestra un aumento gradual en la educación promedio, que se estabiliza o invierte ligeramente después de la reforma, como se muestra en la línea punteada a la derecha del periodo post-reforma. Este efecto además es más positivo para los jóvenes con menor nivel educativo previo.
La tercera de las medidas comentadas es la realizar campañas de publicidad a los jóvenes de 14,15 o 16 años para explicarles la importancia que tiene que no dejen los estudios sin finalizar FP Media o Bachillerato. El estudio de Fryer (2016) describe un experimento de campo en el cual los estudiantes recibieron información diaria vía mensaje de texto sobre la relación entre el capital humano y los resultados futuros. Los resultados mostraron que las creencias informadas de los estudiantes sobre la relación entre educación y resultados se vieron influenciadas por el tratamiento informativo. Sin embargo, no hubo cambios medibles en el esfuerzo de los estudiantes, la asistencia, las suspensiones o las puntuaciones en los exámenes estatales. Pero si se encuentra que cuatro años después de concluido el experimento, tiene un impacto estadísticamente significativo en los exámenes de ingreso a la universidad de hasta 0,13 desviaciones estándar, tanto como lo que un estudiante aprende en un trimestre escolar.
La cuarta medida, que está ganando mucho apoyo investigador en los últimos meses, es incentivar a los docentes para que asistan a centros educativos de difícil desempeño para que se reduzca la tasa de abandono educativa. Cohodes et al. (2024) analizan el Programa de Avance del Profesorado (TAP) en Carolina del Sur que incluye incentivos para los profesores y desarrollo profesional. TAP fue introducido en 2007 y se ha expandido a casi veinte estados y cientos de distritos escolares en EE.UU., la mayoría en áreas urbanas de alta necesidad. El TAP incluye una guía sobre cómo mejorar la instrucción, observaciones y feedback a los profesores para que puedan mejorar sus clases. Los incentivos a los docentes dependen del progreso de sus propios estudiantes y del crecimiento general de su centro educativo, combinando incentivos individuales y grupales. El estudio utiliza datos de más de quince años y aplica una metodología de diferencias en diferencias, complementada con tests de robustez y tests placebo, para identificar los efectos del programa. Cohodes et al. (2024) encuentran que los estudiantes de octavo grado expuestos al TAP tenían una probabilidad 3-4 puntos porcentuales mayor de inscribirse en duodécimo grado y graduarse a tiempo, reduciendo el abandono educativo. Los autores exploran los canales a través de los cuales el programa fue efectivo, encontrando que el TAP mejoró el clima escolar ya que se observó un aumento en la satisfacción de padres y profesores con el ambiente de aprendizaje y los entornos sociales y físicos de las escuelas después de la adopción del programa. Además, se determinó que el TAP es una intervención rentable, con beneficios netos que superan los costes del programa.
  • Jorge Sainz es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)

Temas

Comentarios
tracking