Fundado en 1910

16 de junio de 2024

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, se dirige a la prensa durante el Consejo Europeo en Bruselas

La primera ministra de Italia, Giorgia MeloniAFP

Las escuelas italianas probarán si los alumnos inmigrantes conocen el idioma

  • Se trata de una medida dirigida a potenciar la «integración escolar de los alumnos», ha explicado el ministro de Educación del país

  • En caso de falta de dominio, se ofrecerán cursos extracurriculares para su aprendizaje

El Gobierno de Italia obligará a las escuelas a verificar la competencia lingüística de los alumnos de familias de inmigrantes de primera generación y, en caso de no dominar el italiano, deberán hacer un curso extracurricular.

El ministro de Educación, Giuseppe Valditara, del partido Liga, presentó este viernes un decreto dirigido a potenciar «la integración escolar de los alumnos extranjeros», ilustrado en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La medida, sostuvo, se ha hecho necesaria porque el 22 % de los alumnos extranjeros en Italia «no tienen competencias adecuadas» con el idioma y el 30 % cae en el absentismo escolar.

«Nos centraremos en estos estudiantes extranjeros de (familia) de primera generación que desconocen la lengua italiana», alegó.

En primer lugar, el decreto obligará a las escuelas a «verificar y constatar» el conocimiento de la lengua italiana de sus alumnos de familias de inmigrantes y, en caso contrario, deberán realizar cursos extracurriculares.

Asimismo el decreto destina fondos para estos cursos lingüísticos, disponibles ya en el próximo curso lectivo, y para formar a los docentes que los impartan.

«Esta no es una iniciativa propagandística porque contempla recursos significativos para formar a profesores especializados en la enseñanza de la lengua italiana para los chicos extranjeros que desconozcan nuestro idioma, que no saben decir 'buenos días' en italiano y que, por lo tanto, son los más vulnerables», recalcó.

Por otro lado, el ministro rechazó hacer obligatoria la educación infantil, que va de los 3 a 6 años (en muchos casos el primer contacto con las aulas italianas para muchos hijos de inmigrantes es al comenzar la escuela primaria y obligatoria con 6 años).

En la rueda de prensa, el vicepresidente del Gobierno, Matteo Salvini, jefe de la Liga, alertó «como padre» de que una escuela de Treviso (norte) ha exonerado a dos alumnos musulmanes del estudio de la Divina Comedia de Dante, esencial en la educación italiana.

El ministro Valditara, sentado a su lado, avanzó que ordenará una inspección sobre este hecho: «Excluir del programa escolar de un pilar de nuestra literatura e historia por motivos religiosos o culturales de algún padre es del todo inadmisible», sostuvo.

Comentarios
tracking