07 de diciembre de 2022

Florentino Pérez, presidente de ACS e Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola

Florentino Pérez, presidente de ACS, e Ignacio Sánchez Galán, presidente de IberdrolaEl Debate (copyright)

Tribunales

Caso Villarejo: cruce de escritos entre ACS e Iberdrola en la Audiencia Nacional

La evidente enemistad empresarial que existe entre los presidentes de las dos cotizadas, Florentino Pérez e Ignacio Sánchez Galán, se ha recrudecido en el ámbito judicial en el marco del 'caso Tándem'

La frustrada toma de control de ACS sobre Iberdrola, allá por el año 2006, supuso el germen de una de las enemistades más sonadas del ámbito empresarial en nuestro país: la de los presidentes de ambas compañías, Florentino Pérez e Ignacio Sánchez Galán. La publicación de varias grabaciones que apuntaron a un presunto espionaje al presidente del Real Madrid por parte del excomisario José Manuel Villarejo previo encargo de la eléctrica, que está siendo investigado en la Audiencia Nacional por el magistrado Manuel García-Castellón –en el marco de la pieza separada número 17 de la macrocausa 'Tándem'– ha reavivado la histórica pugna, aprovechando el procedimiento judicial. Un cruce de escritos entre los equipos jurídicos de ambos líderes empresariales sobre los que el juez instructor tendrá que decidir en las próximas semanas.

Florentino toma la iniciativa (16/12/21)

A finales de 2021, el presidente de ACS, Florentino Pérez, reclamó al titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que se considerase a Iberdrola SA, y no sólo a Iberdrola Renovables, como investigada en el marco de la pieza separada número 17 del caso Villarejo. El presidente de la constructora, y también del Real Madrid, personado como acusación particular en la macrocausa, sostuvo entonces, en un escrito de más de cuarenta páginas, lo imprescindible de incluir en las pesquisas a la matriz de la eléctrica «para la mejor salvaguarda de sus derechos procesales a la vista de los indicios existentes».
No en vano, Pérez considera que existen sospechas sólidas de que él mismo fue objetivo del espionaje del comisario jubilado, José Manuel Villarejo, previos «encargos» de la compañía eléctrica que dirige Ignacio Sánchez-Galán y a la que, por tanto, no se puede dejar al margen.

Iberdrola se defiende (20/12/2021)

Sin embargo, Iberdrola ha negado la mayor y solicitaba, apenas una semana después, que acordase la expulsión del presidente de ACS, Florentino Pérez, de la pieza separada 17 del conocido como 'Tándem' por el «uso abusivo» que, desde su posición de acusación particular, el empresario madrileño viene haciendo en el proceso judicial. «Desestime la petición de otorgar la condición de investigada de Iberdrola SA; que acuerde la expulsión de D. Florentino Pérez de la Pieza Separada 17 de las presentes Diligencias Previas y, en consecuencia, revoque la condición de acusación particular que hasta el momento ha venido ostentando», reza el escrito consignado el pasado 20 de diciembre.
Hasta tal punto que los abogados de la eléctrica han lamentado que Florentino utilice, supuestamente, su condición de perjudicado en la causa, cuya instrucción se ha prorrogado durante seis meses más, para incurrir en maniobras de competencia desleal y frustrar operaciones empresariales de Iberdrola como la de PNM, en Nuevo México, haciendo un uso abusivo del derecho e instrumentalizando un proceso –cuando tanto juez como fiscal han rechazado la posibilidad de imputar a la eléctrica en su totalidad–.
No en vano, y siempre según la tesis del equipo jurídico al servicio de Sánchez Galán, ACS es competidor directo de Iberdrola en energías renovables.

ACS insiste (08/02/22)

Lejos de desistir de su objetivo, el pasado lunes, el presidente de ACS, Florentino Pérez, ha pedido de nuevo al juez que instruye el caso que investigue a Iberdrola SA, como persona jurídica. El escrito de Pérez se ha registrado después de que, el pasado mes de diciembre, Iberdrola pidiese al juez expulsarle del procedimiento al considerar que había quedado constatado que no fue perjudicado ni sufrió vulneración alguna de sus comunicaciones e intimidad. La compañía energética siempre ha sostenido que el empresario madrileño está utilizando el contexto judicial para dañar su reputación.
Según ha podido confirmar El Debate a través de fuentes judiciales, en el nuevo escrito presentado por los servicios jurídicos del presidente del Real Madrid, se solicitó confirmar su condición de acusación particular, en la pieza número 17 de la causa, como «perjudicado» directo de las maniobras de la eléctrica.
El presidente de ACS responde, así, a la petición previa de Iberdrola de expulsarle del procedimiento tras instar el empresario al Juzgado Central de Instrucción Número 6 de imputarla, en un primer intento, alegando que la presunta actuación de Villarejo en el 'Proyecto Wind', por el que está investigada Iberdrola Renovables, no fue un hecho aislado, sino que obedecería a una «política de grupo» que tendría como cerebro la matriz.
A lo largo de un documento de más de 93 folios, el equipo jurídico de Pérez ha subrayado que en la causa constan «indicios» fiables de que el empresario fue un «objetivo de investigación de Cenyt –propiedad del comisario jubilado José Manuel Villarejo– por sendos encargos de Iberdrola, por los cuales se giraron facturas visadas por el gabinete de presidencia» de la eléctrica.
La defensa del presidente de ACS ha subrayado cómo en la causa figuran «contactos mantenidos por el señor Villarejo con funcionarios compañeros del Cuerpo Nacional de Policía en activo», en referencia al comisario Enrique García Castaño, «que habitualmente proporcionaban información de control de comunicaciones» relativas a Florentino Pérez, unos «datos reservados confidenciales» que obran en la causa y que «no son accesibles por fuentes abiertas».
«Así, los indicios claramente apuntan a que se encargaron dos temas: el 'Proyecto Gipsy' y el 'Proyecto Posy', estando ambos estrechamente relacionados, como se ha podido comprobar anteriormente, con el señor Florentino Pérez», tal y como reflejó el juez Manuel García-Castellón en uno de sus autos. En dicha ocasión el magistrado instructor aseguró que «el proyecto Gipsy incluía la investigación de las vinculaciones de José María Álvarez Vázquez con Florentino Pérez».
Comentarios
tracking