28 de noviembre de 2022

Peregrina Millán Astray Gasset, hija del general Millán Astray, fundador del Tercio de Extranjeros en 1920, firma en el libro de oro del Tercio Gran Capitán Primero de la Legión, en presencia del coronel del cuerpo Adolfo Coloma, durante el acto de conmemoración del cincuenta aniversario de la muerte del general. EFE/Laureano Valladolid

Peregrina Millán Astray Gasset, hija del general Millán Astray, firmando en el libro de oro del Tercio Gran Capitán Primero de la LegiónEFE

Muere Peregrina Millán Astray y Gasset, hija del fundador de la Legión

Con su muerte desaparece el último legionario antiguo

Peregrina, Pala para su familia y amigos, era hija de Rita Gasset y del general Millán Astray. Su madre, Rita, era hija de un ex ministros de Fomento y dueño del periódico El Imparcial, primo carnal de Ortega y Gasset. Millán Astray soldado profesional, de Infantería, y fundador de La Legión Española.
Nació el 23 de enero de 1942, en Lisboa, en lo que su padre afirmó como su «último acto legionario». Millán Astray fue un padre abuelo ya que Pala nació cuando el General tenía 63 años. Pala fue su única hija.
Casada con un oficial de la Guardia Civil siempre estuvo vinculada al Ejército y muy especialmente a La Legión. Bajita, pero con un corazón enorme y de gran coraje, nunca renunció a defender la memoria de su padre. Siempre que La Legión, sus legionarios, la llamaban, allí estaba en primer tiempo del saludo.
El valor y la bizarría la heredó de su padre. El amor al tabaco y a una copita de whisky de vez en cuando, de su madre Rita, una mujer moderna y adelantada a su tiempo ya en los años 40.
A pesar de que vivió relativamente poco tiempo con su padre sus recuerdos eran entrañables. Tomando un día café en su casa me contaba cómo su padre la llevaba de paseo al viejo zoológico del Retiro. El general era muy niñero. Cuando Millán Astray llegaba al parque una manada de chavales le rodeaban y, al cabo de un rato, le pedían ¡queremos ver el ojo, queremos ver el ojo! Millán lleva un ojo de cristal comprado en Alemania. Pala recuerda cómo su padre se sacaba el ojo de cristal y lo enseñaba a su público diciendo que era una ofrenda a la patria. La chiquillería salía corriendo haciéndose los asustados para volver enseguida a rodear al General y continuar el paseo acosándole a preguntas.
Con la muerte de Pala desaparece el último legionario antiguo, de la ya extinta escala legionaria que fundó Millán Astray, porque Peregrina era un legionario de los pies a la cabeza.
Comentarios
tracking