01 de diciembre de 2022

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez TorneroEFE

Pérez Tornero dimite como presidente de RTVE tras las presiones de Moncloa para endurecer la línea contra el PP

El hasta ahora presidente ha enviado una carta en la que ha asegurado que volverá a la universidad ante la «dificultad de gobernar la empresa»

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, ha anunciado este lunes su dimisión. Durante las últimas semanas, Tornero ha recibido presiones para que abandone el cargo al no aceptar las exigencias de Moncloa sobre un endurecimiento en el tono con el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo.
A efectos prácticos, Tornero ya ha dimitido. Pero los trámites a seguir le obligan a presentar su decisión ante el Consejo de Administración que tendrá lugar este mismo martes.
En una carta remitida a los medios de comunicación, Pérez Tornero ha afirmado que ha constatado que, dentro del máximo órgano de administración de RTVE -y pese a los «esfuerzos ímprobos» realizados por algunos de sus componentes- «ya no se dan las condiciones mínimas para el consenso transversal, ni para la conformación de una mayoría plural, estable y coherente; y, en muchas ocasiones, ni tan solo el clima propicio al diálogo que necesitamos para culminar el proyecto».
Por ello, afirma que las circunstancias han «dificultado mucho la gobernabilidad de la empresa» y han «impedido llevar a cabo la transformación con la que todos nos habíamos comprometido». Además, se ha mostrado conforme con su trabajo y el de su equipo por haber contribuido al «diálogo sereno, respetuoso e informado» y a la introducción de «más contextualización y análisis».
El Gobierno de Sánchez tenía varias opciones para acabar con la presidencia actual del ente público. Sin embargo, la más rápida es la renuncia directa de Tornero. Si el Ejecutivo decidiese eliminarle del cargo por su cuenta, tendría que ser aprobado por dos tercios del Congreso de los Diputados.
Fue en febrero del 2021 cuando su entrada venía ligada a un acuerdo entre PSOE, PP, Podemos y PNV que le aceptaban en el cargo y nombraban a los seis consejeros que formarían el Consejo de Administración del medio público.
Según una fuente consultada por El Debate, en RTVE trabajan todos a una a favor de Pedro Sánchez, ante la posibilidad de que lleguen PP y Vox a un Gobierno. «En la época de Rosa María (anterior presidenta) la legislatura todavía era larga, el PSOE estaba fuerte y había tiempo para el psicodrama. Ahora Sánchez está con unos índices de popularidad muy bajos y hay que hacer el trabajo que hay que hacer», señala.

Presiones de Moncloa

Moncloa sabía que el camino más difícil era el de la cesión. Lo primero por la dificultad de la aprobación y lo segundo porque sería percibido por la sociedad como otro gesto autoritario del Gobierno.
Sin embargo, Sánchez tenía otra opción. Estrangular económicamente el ente público y marcarle el paso a través del director de contenidos generales, José Pablo López.
La dimisión llega apenas tres meses después de la Juan Manuel Rodríguez Poo, presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE) que abandonó el cargo alegando «motivos personales». Su salida se produjo también en una lucha de disconformidades que coparon los días anteriores a su dimisión con rumores de cesión por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.
Comentarios
tracking