08 de febrero de 2023

Teodoro Nguema Obiang Mangue, vicepresidente de Guinea Ecuatorial

Teodoro Nguema Obiang Mangue, vicepresidente de Guinea Ecuatorial

Investigación

El vicepresidente de Guinea Ecuatorial dice que España «comete injerencia» por investigar las torturas a dos españoles

Teodoro Nguema Obiang Mangue, vicepresidente de Guinea Ecuatorial e hijo del presidente Teodoro Obiang, ha acusado a España de cometer injerencia política por investigar la desaparición de dos españoles que fueron encarcelados en una prisión del país africano. «Teddy», como le gusta que le llamen, acusa a las autoridades españolas de «querer desprestigiar a los ecuatoguineanos».
Las segunda autoridad del país ha publicado en sus redes sociales: «Recomiendo a todos los miembros del Gobierno de Guinea Ecuatorial que eviten viajar al Reino de España para no ser humillados, porque ese país europeo no quiere la prosperidad de los ecuatoguineanos. Sólo humillar a nuestro país, cometer injerencia e irrespetar nuestra soberanía».
Actualmente, la Audiencia Nacional investiga a la cúpula de la seguridad del país africano por los delitos de secuestro con finalidad terrorista y torturas. El juez que instruye la causa, Santiago Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, ha imputado a Carmelo Ovni Obbiand, también hijo del presidente Obiang, secretario de Estado de la Presidencia y jefe del servicio de Inteligencia en el exterior; a Nicolás Obama Nchama, responsable de la seguridad interior; y a Isaac Nguema Endo, director de la Seguridad Presidencial.
La tesis del vicepresidente Teddy es radicalmente opuesta: «España sigue queriendo desprestigiar el nombre de Guinea Ecuatorial, por eso está tergiversado la historia. Estos terroristas fueron detenidos por las autoridades sudanesas y extraditados a Guinea Ecuatorial», publicó en sus perfiles oficiales. También acusa a España de querer invadir el país africano tras instalar en Gabón una base militar.
«La base militar que ha creado España en nuestra frontera con Gabón es una clara provocación a Guinea Ecuatorial, y un pretexto para invadir nuestro país, con la excusa de proteger a los españoles residentes en Guinea Ecuatorial», afirma Teodoro Nguema Obiang Mangue.
Los miembros del Ejecutivo ecuatoguineano están siendo investigados por liderar una supuesta red que se encargaba de localizar y monitorizar a opositores del régimen de Obiang en España para después secuestrarlos y torturarlos. La táctica que usaba la red, según la Policía, consistía en contactar a los objetivos ofreciéndoles desplazarse a un país africano con la promesa de ser contratados en empleos altamente remunerados.

Descargas eléctricas

El pasado 15 de enero se conoció que uno de los españoles había aparecido muerto. Sobre este asunto, el vicepresidente Teddy asegura: «España debe dejar de hacer falsas hipótesis y calumnias al Gobierno de Guinea Ecuatorial, ellos tienen una embajada en el país desde la cual pueden acceder a la información real. Respecto al caso del terrorista Julio Obama, si España quiere que haga una autopista al fallecido».
El español que continúa con vida pero sigue secuestrado en el país, Feliciano Efa, nació en Guinea Ecuatorial. Se trasladó a España con 26 años, donde ingresó en la Brigada Paracaidista. Ya como soldado español participó en una misión internacional del Ejército en Líbano. Por este motivo obtuvo la nacionalidad española. Como ha podido saber este periódico, el juez Pedraz tiene en su poder una grabación en la que este español relata las torturas que sufre en el país africano.
«Me sometieron a descargas eléctricas y me colgaron atado durante horas (...). Casi me revientan los brazos porque se me ató como se suele atar a un cocodrilo, de pies y manos, entre las ataduras atraviesan un palo largo, te levantan y te cuelgan arriba (...). Con la presión sanguínea se me reventaban las venas de los brazos y las piernas porque la presión era excesiva y la sangre salía disparada por todas partes (...). Tras estar colgado 50 minutos me dieron convulsiones y se me empezaron a romper los dientes», se escucha en la cinta.

Condenado por corrupción

En 2017, el Tribunal Correccional de París condenó al vicepresidente de Guinea Ecuatorial por blanquear en Francia decenas de millones de euros que obraban en su poder como consecuencia de haber cobrado comisiones ilegales durante su etapa como ministro de Agricultura y Bosques del país africano. Esta condena supuso una sentencia histórica porque era la primera vez que se condenaba en Europa a un familiar directo de un presidente africano.
La investigación judicial francesa embargó todos los bienes que el vicepresidente Teddy adquirió en Francia por un valor total de 110 millones de euros, entre los que destacaba un edificio de 4.500 metros cuadrados por el que pagó 25 millones de euros. También una colección de coches de lujo y varias obras de arte. Uno de los testigos del juicio fue su propio mayordomo, quien definió como «alcohol, putas y drogas» la vida de la segunda autoridad de Guinea Ecuatorial en París.
La presidenta del Tribunal Correccional de París, Bénédicte de Perthuis, subrayó en la lectura de la sentencia que «hay pocas dudas» de que el dinero utilizado por Obiang procedía de prácticas de «malversación de fondos públicos» y de «corrupción» del actual vicepresidente en su país.
La magistrada recordó que como ministro, a mediados de los años 2000, los ingresos del vicepresidente Teddy rondaban los 80.000 dólares anuales y «no tenían comparación posible» con los flujos de decenas de millones de dólares constatados en sus cuentas, que, según insistió, habían salido en buena medida del Tesoro Público ecuatoguineano.
Comentarios
tracking