30 de enero de 2023

Montaje: Felipe González, Aznar, Rajoy, Zapatero, Sánchez

De izquierda a derecha: Felipe González, Aznar, Rajoy, Zapatero y SánchezPaula Andrade

Un récord de dudoso honor

Sánchez será el primer presidente de la democracia que alcance los 100 decretos ley en una legislatura

El socialista ha convertido el 'decretazo' en un instrumento legislativo habitual, aunque por ley está obligado a limitar mucho su uso. A la oposición no le gusta y a sus socios, tampoco

Pedro Sánchez va camino de convertirse en el primer presidente de Gobierno de la democracia en alcanzar los 100 decretos ley en una sola legislatura. Y lo hará más pronto que tarde. Nunca ningún otro presidente llegó a tanto. De hecho, el récord hasta ahora lo había ostentado José María Aznar, con 85 decretazos en su primer mandato, entre los años 1996 y 2000.
El Consejo de Ministros aprobó el martes de la semana pasada el primer decreto ley de este recién estrenado 2023. Uno de medidas urgentes en materia de incentivos a la contratación laboral y mejora de la protección social de los artistas que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se encargó de presentar y loar.
Éste hace, a su vez, el número 92 de la legislatura. Al ritmo que va el presidente, antes de mitad de año habrá rebasado el listón del centenar. Y no es precisamente para presumir, puesto que hasta sus socios parlamentarios le reprochan de forma recurrente que recurra tanto al decreto ley. Porque desde que llegó a la Moncloa ha mantenido un ritmo frenético: desde junio de 2018 son 135 decretazos, desde aquel primero que el Consejo de Ministros aprobó para cambiar al presidente de RTVE y al resto del Consejo de Administración cuanto antes.

Sin coartada

Durante la pandemia, Sánchez se escudó en que había muchas decisiones que tomar con «extraordinaria y urgente necesidad». Que son los casos a los que, teóricamente, ha de limitarse el uso del decreto ley. Con una segunda condición: que no afecten «al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general». Pero, acabada la pandemia, resultó que el Gobierno de coalición siguió por los mismos fueros.
sanchez congreso

Un pleno del Congreso durante la pandemiaEFE

En 2022, el Consejo de Ministros aprobó 20 decretos ley. El último fue en el último suspiro del año, el 27 de diciembre, y no un decreto ley cualquiera: supuso un nuevo paquete de medidas anticrisis por valor de 10.000 millones de euros. Entre otras, la supresión del IVA de los productos de primera necesidad y la bajada del de la pasta y el aceite del 10 al 5 %, el cheque de 200 euros para familias con rentas bajas y la supresión de la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante.

El camino corto y fácil

Frente al proyecto de ley, el decreto ley es el camino corto para legislar, un atajo para evitar las farragosas negociaciones parlamentarias y eludir los informes de los órganos consultivos. Entra en vigor una vez que lo aprueba el Consejo de Ministros y se publica en el BOE. Aunque luego tiene que ser convalidado por el Congreso en los 30 días siguientes, con la posibilidad de que después sea tramitado como proyecto de ley.
Ésta última es la manera de que los grupos parlamentarios puedan introducir enmiendas. Sin embargo, en demasiadas ocasiones el Gobierno accede a tramitar un decreto ley como proyecto de ley una vez convalidado y luego lo deja a la deriva, en una tramitación parlamentaria que no acaba nunca.

El pleno extraordinario del próximo martes convalidará dos decretos ley

La Cámara Baja celebrará el próximo martes un pleno extraordinario (puesto que enero no forma parte del periodo ordinario de sesiones) para debatir y aprobar el paquete anticrisis y, ya de paso, la nueva prestación para los artistas.
El primero saldrá adelante sin problema, puesto que para su convalidación es necesaria una mayoría simple (más síes que noes, las abstenciones no cuentan) y el PP ya anunció en Navidad que no se opondrá. No en vano, los de Alberto Núñez Feijóo llevaban desde septiembre reclamando al Gobierno rebajas en el IVA de los productos básicos de la cesta de la compra.
Por el contrario, el decreto ley con medidas laborales y de protección social para los artistas tendrá al principal partido de la oposición enfrente. De hecho, el PP ha anunciado que se plantea recurrirlo ante el Tribunal Constitucional una vez que sea convalidado, precisamente porque no se ajusta a los supuestos de «extraordinaria y urgente necesidad». La norma contiene algunas medidas que no entran en vigor automáticamente, sino dentro de seis y hasta nueve meses.
No sería la primera vez. El PP ha recurrido ya ante el TC ocho decretos ley de Sánchez por no responder a esa urgencia que se les presuponía. Y el Constitucional les ha dado la razón en cuatro ocasiones, total o parcialmente.
A la oposición no le gusta el abuso del decreto ley por parte del Gobierno, pero es que a los socios parlamentarios de Sánchez tampoco. Sin embargo, ocurre que el modus operandi de la coalición tiene mucho que ver con su escualidez parlamentaria. El PSOE y Unidas Podemos suman solo 153 escaños, en un hemiciclo de 350.
En sus seis años y medio de Presidencia, Mariano Rajoy aprobó 106 decretos ley: 76 en la primera legislatura y 30 en la segunda. En el caso de José Luis Rodríguez Zapatero fueron 107 en siete años y medio en la Moncloa: 52 en su primer mandato y 55 en el segundo. Sánchez lleva 92 en los tres años transcurridos de esta legislatura, y 135 en total. Ninguno de sus predecesores llegó tan lejos.
Comentarios
tracking