Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Grande-Marlaska, durante la rueda de prensa en la Moncloa

Grande-Marlaska, durante la rueda de prensa en la MoncloaEFE

«No nos corresponde»

Marlaska señala que no es tarea de Interior comprobar las listas de Bildu para las generales

Tras el escándalo suscitado en las municipales y autonómicas, cuando el partido de Otegi incluyó a 44 etarras condenados, el ministro asegura que las responsables son las juntas electorales

Fernando Grande-Marlaska ha negado la responsabilidad del Ministerio del Interior en la vigilancia de las listas electorales de Bildu a las elecciones generales del 23 de julio, en vista del escándalo suscitado en las municipales y autonómicas: «No nos corresponde analizar en un primer momento las candidaturas. Quien tiene que resolver ante impugnaciones que puedan suceder son las juntas electorales, si alguno de los candidatos o de las candidatas no cubren los parámetros legales para presentarse a las mismas», ha señalado el titular de Interior en rueda de prensa desde la Moncloa.
Este lunes se cerró el plazo de presentación de las candidaturas para los comicios que enfrentarán a Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. Bildu presentó las suyas para el Congreso y el Senado en cuatro circunscripciones: Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra. En total 47 nombres, incluidos suplentes. Un grupo «plural y comprometido», en palabras de Mertxe Aizpurua y Oskar Matute, los dos diputados que han sido coportavoces de Bildu en el Congreso en esta legislatura que termina.
Interior no ha revisado motu proprio las candidaturas. Según Marlaska, no es su función. «En lo que estamos trabajando en el Ministerio del Interior desde el minuto cero es ya en garantizar el proceso electoral del 23 de julio. En ese sentido quiero agradecer el trabajo sustancial y principal desde el día siguiente al 28 de mayo todos los funcionarios del Ministerio, principalmente de la Dirección de Política Interior y la Subdirección de Procesos Electorales. Eso es lo importante y relevante», ha añadido.
En las municipales y autonómicas, el partido de Arnaldo Otegi incluyó a 44 etarras condenados. El Colectivo de Víctimas del Terrorismo -y no ningún partido- dio la voz de alarma y Bildu acabó obligando a dar un paso atrás a los siete condenados por asesinato. Solo a ellos, no a los otros 37. Lo ocurrido hizo mucho daño a la campaña del PSOE, puesto que devolvió a la primera plana los pactos de Sánchez con los herederos de Batasuna.
Pactos que, el lunes, el presidente negó en Onda Cero: «No hay acuerdo de Gobierno con Bildu. Lo que ha habido es una dinámica parlamentaria para sacar adelante muchas leyes. No hay ministros ni consejeros de Bildu en el Gobierno de España», sostuvo.
No obstante, a renglón seguido Marlaska ha querido reiterar, para que quede «muy claro», la posición del Gobierno y del PSOE: «Ahora, en el pasado, en el presente y para el futuro: dignidad, verdad y justicia para las víctimas del terrorismo, y no utilización política de las víctimas ni del terrorismo en ningún momento. Como siempre decimos, fue la unidad de todos los partidos políticos la que ayudó de forma decidida en conjunto con la sociedad española y la sociedad vasca especialmente a derrotar en el Estado de Derecho a la banda terrorista ETA», ha concluido.
Comentarios
tracking