Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

La ley no recoge que se deba pagar por el servicio de cocina en el extrajero

La ley no recoge que se deba pagar a un agente por el servicio de cocina en el extranjeroPaula Andrade

Investigación

La dirección de la Guardia Civil crea una plaza de cocinero en Mauritania que no contempla el BOE

El Debate accede a los documentos sobre el nuevo puesto de la Benemérita cuya retribución no recoge la ley

La Guardia Civil tiene desplegado por todo el mundo destacamentos que luchan contra la inmigración ilegal y la trata de seres humanos. Es el caso del equipo destinado en Mauritania, que realiza patrullas conjuntas para combatir estas praxis. Al grupo se le ha sumado una plaza de última hora que no ampara la ley. Según documentos y fuentes gubernamentales a los que ha tenido acceso El Debate, la dirección de la Benemérita ha creado una plaza de cocinero en el destacamento desplegado en Mauritania que no contempla el BOE.
Además, se le suma que el servicio de cocina «está externalizado», según varias fuentes internas, dentro del cuerpo y que los propios agentes en estos casos reciben dietas para cubrir estos servicios en el extranjero. Asimismo, la dirección de la Guardia Civil pide que el mando asignado a esas labores tenga «estudios o conocimientos de cocina demostrables con certificados/títulos».
Los documentos internos destacan que «en el Destacamento de la Guardia Civil desplegado en Mauritania se hace necesario contar con personal que tenga conocimientos profesionales de cocina u hostelería», pese a que la ley no ampara que se le pueda pagar por este servicio en el extranjero. Además, acotan quién puede acceder a esta plaza. «Personal a comisionar: Cabo primero, cabo o Guardia Civil destinados en Unidades de Fiscal y Fronteras».
El propio escrito recoge que el «Régimen económico: Tendrá derecho a percibir las cuantías reguladas en la Orden INT/110/2017, de 07 de mayo, por la que se determina la indemnización a percibir por el personal que participe o coopere en asistencia técnica policial, operaciones de mantenimiento de paz y seguridad, humanitarias o de evacuación de personas en el extranjero».
En ningún momento la ley habla de que se pagará a un agente de la Benemérita por prestar un servicio de cocina o disponer de una plaza de cocinero en el extranjero. Pese a estar fuera de lo que marca ley, el documento indica incluso los cometidos que tendrá que llevar a cabo: «Realización de compras, gestión de fondos y servicios de hostelería», pasando por alto el objetivo que tiene el destacamento en Mauritania.

Deudas de 1,1 millones en dietas

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció a principios de junio de este 2023 que la Dirección General de la Guardia Civil adeudaba 1,1 millones de euros a 80 agentes destinados en distintos países de África, entre ellos Mauritania.
La entidad acumulaba ya cuatro meses sin pagar las distintas dietas a estos agentes que desarrollan su labor en misiones de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras, aunque fuentes del Instituto Armado aclararon que solo correspondía a un mes.
Los agentes afectados de la Benemérita durante este tiempo de impagos no pudieron costearse su estancia fuera de España, lo que incluye alojamiento y comida. La AUGC ha incidido en varias ocasiones en la falta de acción por parte de la institución y añade que esto ha generado un gran malestar que «daña la moral y motivación de los agentes».
En Mauritania hay un despliegue de agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil en Nuackchot y Nouadhibou para la lucha contra la inmigración irregular y la trata de seres humanos. En concreto, en Nouadhibou hay una treintena de agentes realizando patrullas conjuntas.
Comentarios
tracking