Fundado en 1910

16 de abril de 2024

Irene Montero, el sábado en un acto de Podemos

Irene Montero, el sábado en un acto de PodemosEFE

A por otro cargo público

La vida que espera a Montero en Europa: un sueldo de 10.000 euros, viajes en business y dietas muy generosas

Si la exministra de Igualdad consigue un escaño en el Parlamento europeo como candidata de Podemos todo serán facilidades. A mayores, hasta entonces tiene derecho a una indemnización por cese

Irene Montero ha empezado la penúltima semana de un año aciago para Podemos con una frenética actividad en los medios, porque en pocas semanas ha pasado de exministra de Igualdad repudiada a candidata.
Su partido confirmó el sábado que concurrirá en solitario a las elecciones europeas de junio de 2024 y que Montero será la cabeza de cartel, en lo que se ha interpretado como la última esperanza de Podemos para sobrevivir a Sumar.
El círculo se cierra para los morados en los mismos comicios donde dieron la campanada en 2014, cuando obtuvieron cinco escaños. Con una candidatura entonces encabezada por Pablo Iglesias, flanqueado por Teresa Rodríguez, el exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, Lola Sánchez y Pablo Echenique.
«Siempre es necesario arriesgar. Podemos es una herramienta política que nunca ha pensado en preservar cuotas de poder, sino en usar esos espacios de poder institucional para transformar y avanzar», señaló este lunes Montero en TVE.
Sin embargo, es precisamente el hecho de haber perdido su cuota de poder dentro de Sumar lo que ha empujado a Podemos a presentarse a las elecciones europeas en solitario, con Montero como reclamo.
Al tratarse de unos comicios que se disputan a circunscripción única, la exministra de Igualdad tiene posibilidades de obtener un escaño. Uno que le garantizaría una vida sin apreturas económicas durante los cinco años que duran las legislaturas en la UE.

Sueldo y dietas de todo tipo

Como eurodiputada, Montero cobraría un sueldo neto de 7.776,06 euros mensuales, según las cifras oficiales del Parlamento europeo para este 2023. En realidad, brutos son 9.975,42 euros, pero de esa cantidad hay que descontar el impuesto de la Unión y el pago de una cotización a un seguro de accidentes.
A mayores tendría derecho a viajar en clase business a Estrasburgo y Bruselas cada vez que tuviera que asistir a un pleno, comisión o reunión de su grupo político. Durante su estancia en cualquiera de las dos ciudades el Parlamento europeo le abona, también, una dieta fija diaria de 338 euros para cubrir los gastos de alojamiento y manutención.
A ella se añade otra «dieta para gastos generales» de 4.778 mensuales para cubrir los gastos derivados de su actividad parlamentaria, «tales como alquiler y administración de oficinas, gastos de teléfono y suscripciones, actividades de representación, compra y mantenimiento de equipos informáticos y teléfonos, y organización de conferencias y exposiciones».
Ahí no acaban los beneficios de la Eurocámara. Cuando un eurodiputado tiene que viajar a otro país que no sea Bélgica o Francia con motivo de una conferencia o evento cualquiera de trabajo tiene derecho al reembolso de sus gastos de viaje, alojamiento y otros gastos asociados hasta un máximo de 4.716 euros anuales.
Además, dos terceras partes de sus gastos médicos corren a cuenta del presupuesto comunitario. Y, cuando concluye su mandato, la Eurocámara le abona una indemnización transitoria equivalente a su asignación, a razón de un mes por cada año de ejercicio del mandato. Puede cobrarla durante un máximo de dos años, pero no es compatible con ningún otro sueldo público.

Como exministra tiene derecho a una indemnización hasta que tomara posesión de su hipotético escaño en la UE

En el caso de Montero, todavía hay más. Como exministra, desde su destitución tiene derecho a una indemnización por cese equivalente al 80 % de su sueldo como ministra de Igualdad, que era de 77.478,24 euros anuales. Ello viene a ser una indemnización mensual de casi 5.200 euros, que podría recibir hasta el hipotético momento en que tomara posesión de su acta como eurodiputada, puesto que esa percepción es incompatible con cualquier sueldo público o privado. Pero sí es compatible con la condición de candidata.
Así lo hizo la exministra de Industria, Comercio y Turismo Reyes Maroto cuando fue cesada para ser candidata del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, en las elecciones del pasado mes de mayo. Causó baja del Gobierno el 27 de marzo de 2023 y, según el Portal de la Transparencia, el 1 de abril empezó a cobrar una indemnización de 5.294,34 euros al mes que mantuvo hasta su toma de posesión como concejal de la capital, en junio.
El Portal de la Transparencia aún no ha publicado si Irene Montero ha solicitado esa indemnización a la que tiene derecho. Pero es de prever, puesto que Pablo Iglesias así lo hizo. Percibió esa indemnización cuando dimitió como vicepresidente y ministro de Derechos Sociales, en marzo de 2021. La estuvo ingresando entre el 1 de abril y el 4 de septiembre de ese año, a razón de 5.316,42 euros mensuales. Recibió en total 27.290,96 euros, porque en septiembre de 2021 renunció a esa compensación para iniciar sus colaboraciones en prensa y radio.
Comentarios
tracking