Fundado en 1910

19 de abril de 2024

Un agente de la Guardia Civil observa las costas de Ceuta

Un agente de la Guardia Civil observa las costas de CeutaAntonio Sempere / Europa Press

Marruecos repite la estrategia y lanza un centenar de nacionales al mar para que entren en Ceuta a nado

Guardias civiles tuvieron que lanzarse al mar para rescatar a los inmigrantes en pleno temporal

Se trata de una operación que se repite cada vez que hay temporal en el Estrecho de Gibraltar. Y estos días lo hay. Más de un centenar de marroquíes se lanzaron al mar en las últimas horas para tratar de entrar en España a través de Ceuta.
La distancia no es excesiva, tan solo tienen que bordear el espigón. Pero en una situación de temporal como el que se vive estos días en el Estrecho, la aventura se presagia arriesgada. De hecho, los inmigrantes aprovechan que, debido al temporal, las lanchas de vigilancia fronteriza no pueden salir al mar para ser las personas quienes se lanzan a tratar de entrar en España.
De hecho, los agentes de la Guardia Civil y voluntarios de la Cruz Roja tuvieron que lanzarse ayer al mar para tratar de rescatar a inmigrantes que se vieron en serias dificultades para atravesar el espigón de Beliones de Benzú.
Prueba de lo que tuvieron que pasar tanto los inmigrantes como los propios agentes de la Benemérita es que uno de los rescatados tuvo que ser ingresado en el hospital con una hipotermia grave.
Los inmigrantes que se lanzan al mar son de distintas nacionalidades, lo que hace pensar que las mafias se encuentran detrás de de ese intento de entrada ilegal en Europa.
Además, como Marruecos no admite la devolución de los inmigrantes rescatados en la frontera, todos son trasladados a los centros de acogida de los que dispone la ciudad autónoma y a la Comisaría de la Policía Nacional, donde se les registra la filiación.
«Casi todos» los recién llegados son, sin embargo, de nacionalidad marroquí, entre ellos al menos 23 menores de edad de los que se ha hecho cargo el Servicio de Protección a la Infancia del Gobierno de Ceuta en el Centro de Acogida Temporal de La Esperanza. En esas instalaciones ya viven 235 niños solos, cien por encima de su capacidad máxima operativa en situaciones de emergencia.
La Administración General del Estado ha empezado a permitir el acceso al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) que gestiona directamente en la ciudad de los adultos marroquíes que ya han solicitado o manifiestan su voluntad de pedir protección internacional en España. De esta forma se busca evitar que se vean obligados a pernoctar en la calle, ya que el país vecino rechaza desde hace varia semanas el retorno inmediato de sus ciudadanos interceptados en frontera por la Guardia Civil.
Parte de los adultos de nacionalidad marroquí que se han echado al mar pese a las adversas condiciones meteorológicas de las últimas horas han asegurado a su llegada a la ciudad al ser filiados por la Policía Nacional que son afectados por las demoliciones de decenas de viviendas que ha comenzado Marruecos en el litoral más próximo a Ceuta para recuperar su dominio público marítimo-terrestre.
Comentarios
tracking