Fundado en 1910

21 de junio de 2024

El candidato de JxCat y expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), durante un acto en Elna, en el sur de Francia.

El candidato de JxCat y expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), durante un acto en Elna, en el sur de Francia.EFE

El Gobierno cree que Puigdemont se ha dado «un tiro en el pie» al decir que se irá si no es presidente

Consideran que necesita jugar fuerte y con estas declaraciones está poniendo toda la carne en el asador para que el electorado le vote

El Gobierno califica el anuncio realizado por el expresidente catalán y candidato de Junts a las elecciones autonómicas del 12 de mayo, Carles Puigdemont, de que no permanecerá en la oposición si no logra ser elegido presidente como «un tiro en el pie», es decir, un error y una llamada casi desesperada a sus votantes, según trasladan fuentes gubernamentales.

En este sentido, señalan que Puigdemont, que lleva más de seis años huido de la Justicia española y que se ha postulado para ser de nuevo jefe del Ejecutivo catalán, necesita jugar fuerte y con estas declaraciones está poniendo toda la carne en el asador para que el electorado le vote.

Puigdemont, que abandonó su residencia en Bélgica y se ha trasladado al sur de Francia para la campaña electoral, ha confirmado este mismo martes que no se quedará en la oposición si no consigue volver a ser presidente de la Generalitat y también ha señalado que solo volverá a Cataluña para una hipotética investidura.

Las citadas fuentes señalan además su convencimiento de que el ganador de las elecciones será el candidato del PSC, Salvador Illa, y creen que lo hará con un amplio margen que permitirá a los socialistas gobernar.

«Todo se rompió»

En todo caso, muestran sus dudas de que ERC y Junts puedan apoyarse mutuamente en caso de que la suma de fuerzas les permita gobernar debido al enfrentamiento en el que viven ambos partidos. Consideran que a pesar de haber gobernado en coalición en esta legislatura, «todo se rompió» en el momento que Junts abandonó el Ejecutivo y dejó a ERC gobernando en minoría.

No obstante, las fuentes consultadas admiten que para los socialistas sería «desagradable» ser primera fuerza en el parlamento catalán y no ser capaces de gobernar, tal y como sucedió en las pasadas elecciones de 2021.

Si esa situación se repitiese, reconocen que sería «una papeleta», pues, cabe recordar, el Ejecutivo ha desplegado muchas medidas y cesiones al independentismo que han generado tensión en su electorado y en sus filas como los indultos, la eliminación del delito de sedición, y en última instancia la amnistía que está a punto de aprobarse definitivamente.

En esta misma línea, la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que hay muchas posibilidades de que Puigdemont tenga que terminar tomando la decisión que ha anunciado porque Illa ganará las elecciones y los socialistas podrán conformar Gobierno.

Así, ha señalado que se trata de su decisión personal pero ha reiterado: «Creo que va a ocurrir porque vamos a ganar las elecciones», según ha indicado en declaraciones a los medios en el Senado, a la salida de la sesión de control al Gobierno.

Comentarios
tracking