Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Teresa Ribera asegura que esa potencia terminará instalándose «porque sigue habiendo un apetito inversor muy fuerte»

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, en su escañoEFE

La elegida

Sánchez ya hace campaña por Teresa Ribera en vísperas de ser designada candidata a las europeas

El presidente la define como una mujer «acreditada, respetada y valorada en el ámbito europeo y multilateral», aunque rechaza anunciar su candidatura hasta después de las elecciones vascas

La designación de la vicepresidenta Teresa Ribera como candidata del PSOE a las elecciones europeas está cada vez más cerca, a juzgar por las palabras de Pedro Sánchez.
En una comparecencia desde Bruselas, el presidente del Gobierno no quiso confirmar los rumores, pero dio a entender sobradamente que ella es la elegida, puesto que empezó a hacer campaña por la también ministra para la Transición Ecológica.
Sánchez destacó que es una mujer «acreditada, respetada y valorada en el ámbito europeo y multilateral». Además, apuntó a la reforma del mercado eléctrico y la excepción ibérica como galones que Ribera lleva prendidos en la solapa de ministra de España.
El País adelantó este jueves que la designación podría producirse el próximo lunes, en la reunión de la Ejecutiva del PSOE. Es decir, un día después de las elecciones europeas, y en esa línea apuntó Sánchez durante su comparecencia: «Ahora estamos en las elecciones en Euskadi (…). Y, una vez pasen esas elecciones, nos concentraremos en las catalanas y europeas», señaló.
La propia aludida afirmó desde Murcia: «Yo creo que ahora toca respetar escrupulosamente las propuestas que nos hagan llegar con arreglo a los estatutos del partido al que pertenezco desde las agrupaciones y veremos», informa Europa Press.
La primera opción del presidente era nuevamente el actual jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, que ya fue candidato en 2019. Sin embargo, el catalán no quería repetir. Así que Sánchez pensó en Ribera, a la que le ha costado convencer. Su intención, una vez pasados los comicios, es postular a su vicepresidenta tercera como comisaria de la nueva Comisión Europea.
Aunque estas elecciones no pintan bien para los socialistas, estos confían en demostrar que siguen teniendo un suelo alto y sólido. Es decir, descartan un hundimiento.
Comentarios
tracking