Agente de la Guardia Civil, en uno de los registro de la operación Ovidio

Agente de la Guardia Civil, en uno de los registro de la operación OvidioGuardia Civil

Andalucía

Cae la mayor plataforma logística de abastecimiento de combustible para narcolanchas de todo el Mediterráneo

La red había construido ilegalmente embarcaderos en Adra y era liderada por un preso desde la cárcel de El Acebuche

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han desarticulado en Almería la mayor plataforma logística de abastecimiento de combustible para narcolanchas del Meditérraneo en una operación conjunta que se ha saldado con la detención de 50 miembros del 'Clan de los Lateros' y la intervención de 25 embarcaciones, seis motos de agua, diez remolques de embarcaciones, siete motores de alta cilindrada, un camión cisterna y más de 40.000 litros de combustible.

El 'Clan de los Lateros' era uno de los principales grupos de petaqueros, los responsables de facilitar combustible a narcolanchas y pateras, de la provincia de Almería y contaban con al menos tres puntos de embarque a lo largo del río Adra.

La operación se inició a principios de 2023, cuando los agentes pudieron constatar la existencia de este grupo, que se dedicaba a la obtención, depósito y abastecimiento de grandes cantidades de combustible a gomas utilizadas tanto para el tráfico de drogas como para la inmigración irregular mediante embarcaciones recreativas con amarres en los puertos deportivos de Adra y Almerimar, principalmente.

El trasbordo del combustible en alta mar a las narcolanchas se realizaba en dos fases. En la primera se adquiría el combustible en diferentes gasolineras, generalmente mediante el repostaje de depósitos de gran capacidad (1.000 litros), que eran transportados en camiones o furgonetas no habilitados para ello, generando con ello una situación de riesgo por el tipo de mercancía inflamable que transportaban sin medidas de seguridad.

Posteriormente, el combustible era transportado hasta una parcela ubicada en la barriada de Puente del Río, donde la red había adquirido inmuebles y había instalado gran cantidad de cámaras de vigilancia en puntos estratégicos.

Este lugar se había convertido en toda una plataforma logística desde la que el combustible trasvasado a garrafas, ya en la segunda fase, se transportaba hasta fincas situadas en primera línea de costa del término municipal de Adra, donde la organización había construido ilegalmente embarcaderos y contaba con un número elevado de embarcaciones que eran empleadas para el transporte de las garrafas desde ese punto hasta las narcolanchas en alta mar.

Según los investigadores, estas embarcaciones recreativas podían llegar a transportar cantidades de entre 200 y 300 garrafas en cada viaje y casi a diario, llegando en un mismo día a salir hasta cuatro o cinco embarcaciones transportando combustible.

Operaciones dirigidas desde prisión

La organización se caracterizaba por el uso de violencia, ya que se habían registrado numerosos incidentes con terceras organizaciones hasta que se hacían con el control absoluto de la zona de costa desde la que operaban. Los beneficios económicos que reportaban estas actividades ilícitas era empleados para la adquisición y reforma de inmuebles, vehículos de alta gama y caballos pura sangre.

Durante el dispositivo policial se realización de un total de 35 entradas y registros en las localidades de Adra y Berja. Además, se ha llevado a cabo el registro de una celda del centro penitenciario de El Acebuche correspondiente a uno de los principales miembros de la organización, que dirigía las operaciones desde prisión mediante un teléfono móvil que ocultaba en la celda y con el que se comunicaba mediante aplicaciones encriptadas.

Se ha procedido a la detención de un total de 50 personas por los delitos de organización criminal, tráfico de drogas, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contrabando, contra la seguridad colectiva, tenencia ilícita de armas, sustracción de vehículos y blanqueo de capitales.

Comentarios
tracking