04 de julio de 2022

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, durante su comparecencia este martes en el despacho de audiencias del Parlament

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, durante su comparecencia este martes en el despacho de audiencias del ParlamentEFE

El separatismo bloquea el Parlament por el 'caso Juvillà'

Laura Borràs justifica esta medida «sin precedentes» por la «extrema gravedad que vivimos»

Los separatistas siguen su pulso contra el Estado, en este caso contra la Junta Electoral Central y quieren bloquear toda la actividad parlamentaria para evitar que el diputado de la CUP Pau Juvillà pierda su escaño tras ser inhabilitado a seis meses por desobedecer la orden de retirar lazos amarillos cuando era concejal en Lérida. La Junta Electoral Central (JEC) ha dado de plazo hasta este viernes a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, para que retire el acta al cupero. Borràs propuso en primera instancia suspender cualquier actividad, pero ante la advertencia de los letrados de la cámara, de que podría acarrear esta situación «consecuencias graves», se ha rebajado a «recomendación», y en cualquier caso, queda en la potestad de los diputados de los grupos independentistas desconvocar las comisiones parlamentarias previstas.
La intención de Borràs es que la actividad quede en mínimos hasta que no se pronuncie la comisión del Estatuto del Diputado que deberá elaborar un informe sobre el caso Juvillà. La presidenta del Parlament ha propuesto a la Mesa que este órgano se reúna de forma inmediata. Y ese es el deseo de ERC, que el bloqueo de la actividad parlamentaria dure lo «mínimo posible», si es 24 horas, mejor que 48, dicen desde fuentes republicanas.
En cualquier caso, Laura Borràs justifica esta decisión sin precedentes por la «extrema gravedad» que supone retirar el acta de diputado a Juvillà. Y pide «firmeza» ante la «represión» y «unidad» ante las «injerencias del Estado».
Desde el PSC consideran «inaudito y esperpéntico» que los independentistas opten por el bloqueo y consideran que así se degradan las instituciones, en este caso el Parlament. La diputada Alicia Romero dice que los socialistas no van a colaborar con este «despropósito» y van a pedir que se convoquen las comisiones que ellos presiden, si bien es cierto, que ante la falta de quórum se han tenido que suspender también algunos de estos órganos presididos por el PSC.
Desde Vox, Juan Garriga dice que no admite discusión la sentencia del TSJC, y, por lo tanto, hay que retirar el acta a un «delincuente», en referencia a Juvillà. También advierte que se querellarán contra los miembros de la Mesa si no cumplen en plazo la resolución de la Junta Electoral Central. Desde Ciudadanos, su portavoz, Nacho Martín Blanco, también dice que van a utilizar los medios que estén al alcance la formación naranja para parar esa «martingala», ya sea recursos parlamentarios o judiciales, presentando un «recurso de amparo» ante el Tribunal Constitucional.
A todo eso, Pau Juvillà ha anunciado que frena su actividad parlamentaria por problemas de salud. 
Comentarios
tracking