09 de diciembre de 2022

La presidenta de JxCat Laura Borràs (c) acompañada de dirigentes de su partido

La presidenta de JxCat, Laura Borràs, (c) acompañada de dirigentes de su partidoEFE

Cataluña

Lo que pierde Junts si sale del Gobierno: siete Consejerías, 300 asesores y 15 millones en sueldos

Perdería poder mediático, influencia, pero también se vería afectada su economía. Están en peligro, al menos, 15 millones de euros en sueldos

Las discusiones en el seno de Junts per Catalunya para decidir si salen del Govern se alargan. No es una decisión fácil porque hay mucho en juego, y no sólo desde el punto de vista político. Hay que tener en cuenta también el aspecto económico, entre otras cosas porque de esa decisión depende el trabajo de unas 300 personas, entre consejeros, secretarios y directores generales, cargos de confianza y otros asesores. Se trata de unos 15 millones de euros en sueldos, sólo en el ámbito de las consejerías. A eso hay que sumar los sueldos de altos cargos de organismos públicos.
Para empezar, Junts ocupa siete consejerías: Vicepresidencia, Políticas Digitales y Territorio; Economía y Hacienda; Acción Exterior y Gobierno abierto; Universidades; Salud; Derechos Sociales y Justicia. Y además del consejero, se irían con él los altos cargos y de confianza o asesores vinculados a su nombramiento. Un consejero, recordemos, cobra 115.517,04 euros; los secretarios 92.063,88 euros; y los directores generales de las consejerías 88.243,84 euros. En este caso estamos hablando de casi 200 personas que dependen de consejerías de Junts a los que hay que sumar otro centenar que pertenecen a organismos públicos que también dirigen políticos de Junts.
Así, por ejemplo, el exconsejero de Interior Miquel Buch es ahora presidente de Infraestructuras de la Generalitat y gana 115.000 euros. O Mercè Conesa, que fue alcaldesa de Sant Cugat, posteriormente presidenta del Puerto de Barcelona y ahora es directora del Institut Català del Sòl (INCASOL) y cobra la nada despreciable cifra de 100.975 euros. A Conesa le sucedió como presidente del Puerto otro exconsejero de Junts, Damià Calvet, que cobra un sueldo parecido. Y eso es un suma y sigue.
Entre consejerías y organismos públicos se podrían perder unos 20 millones de euros en sueldos. Y, precisamente, un diputado de la oposición comentaba a El Debate que «hay gente en Junts que viene de la antigua Convergència y que sólo ha vivido de la cosa pública. No tienen nada fuera de la política. Y por eso también les cuesta tomar la decisión. Hay muchas bocas que alimentar».
Por este motivo el aspecto económico pesa, y mucho, en la decisión que pueda tomar Junts, aunque no sólo eso. Evidentemente perdería cuota de poder político y, por lo tanto influencia, pero también mediático, visibilidad, algo que es fundamental especialmente en un ciclo electoral como el que se avecina.
Comentarios
tracking