El comisario de Justicia, Didier Reynders, durante su intervención en el Parlamento Europeo

El comisario de Justicia, Didier Reynders, durante una intervención en el Parlamento EuropeoEFE

Cataluña

Envían una carta al comisario de Justicia para denunciar las críticas de la Generalitat a la Justicia por sentenciar a favor del bilingüismo

Impulso Ciudadano pide al responsable europeo de Justicia que tome las medidas necesarias para que no se produzcan «vulneraciones graves y claras al Estado de Derecho»

El presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, ha enviado una carta al Comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, en la que denuncia las críticas que se han vertido desde el gobierno catalán a los jueces por las recientes sentencias a favor del bilingüismo en los colegios.
Esta semana hemos conocido los argumentos del Tribunal Superior de Justica de Cataluña (TSJC) para que en un aula de tres escuelas catalanas se dé más educación en español, al menos una asignatura troncal más, además de la propia de lengua castellana.
Domingo le traslada las declaraciones de la consejera de Educación, Anna Simó, que llegó a asegurar que «el TSJC hace política entrando en campaña», una afirmación que recogió el canal de Twitter de la Generalitat hasta en dos ocasiones. Pero más duras fueron las críticas, se añade en la carta, del presidente del gobierno catalán, «quien mantuvo que las peticiones de las familias que querían educación bilingüe suponían un ataque a la escuela y a la lengua catalana, así como la búsqueda de la ruptura de los consensos lingüísticos en Cataluña».
Unas declaraciones que, si bien reconoce José Domingo se hicieron en el marco de un acto electoral, también recuerda que «en otras ocasiones la Comisión Europea ha dotado de relevancia a declaraciones de los miembros del ejecutivo, aunque se hagan fuera de actos institucionales».

Críticas y desobediencia

Pero más allá de estas últimas declaraciones, desde Impulso Ciudadano recogen en la carta que desde la Generalitat ha criticado y cuestionado en numerosas ocasiones no sólo las decisiones de la justicia, sino que «ha dicho abiertamente que las desobedecerá y ha dado instrucciones para que los funcionarios no las acaten». Para José Domingo se trata de un asunto de enorme «gravedad», teniendo en cuenta que quien da esa orden es una «autoridad pública».
En la carta, Domingo pregunta al Consejo de Europa y a la Comisión que si están atentos al respeto al Estado de Derecho por parte del poder ejecutivo: «¿Por qué han de quedar excluidos de dicho control los gobiernos regionales que, como el catalán, son el auténtico poder público percibido por los ciudadanos en lugares como Cataluña?». Y también recuerda al Comisario de Justicia el último informe sobre el Estado de Derecho en la Unión, y que, en relación a España, se incide en las críticas del poder ejecutivo hacia los jueces, «considerándolas como un daño para el Estado de Derecho en tanto en cuanto, como se acaba de ver, según los estándares del Consejo de Europa, tales críticas por parte del poder ejecutivo erosionan la independencia judicial».
Por todo ello, desde Impulso Ciudadano piden al comisario Reynders que «tome nota» de estos hechos y que adopte las medidas que considere oportunas para que «vulneraciones graves y claras al Estado de Derecho como las aquí denunciadas no se produzcan en el territorio de la Unión Europea».
Comentarios
tracking