El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la reunión con los parlamentarios de Junts en Perpiñán, ayer

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la reunión con los parlamentarios de Junts en PerpiñánEFE

Elecciones en Cataluña

La Junta Electoral de Barcelona rechaza la petición de Junts de repetir el voto exterior

Aseguran que es «rotundamente falso» que se destruyeran papeletas invalidadas

La Junta Electoral de Barcelona ha rechazado repetir la votación en el extranjero de las elecciones catalanas del 12M, como había pedido Junts al denunciar «graves irregularidades» en el escrutinio, y ha asegurado que es «rotundamente falso» que se destruyeran papeletas invalidadas.

Así lo ha acordado la Junta Electoral Provincial de Barcelona en un escrito recogido por Efe en el que desestima la petición de Junts de repetir la votación en el exterior de las elecciones del 12M al considerar que la «destrucción» de votos por su supuesta invalidez antes de que expirara el plazo para impugnarlos comprometía «seriamente» los derechos electorales de los ciudadanos y la «integridad del proceso electoral».

Junts planteó el pasado sábado su petición a las juntas electorales provinciales de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona, con el mismo argumento, y por el momento la primera respuesta que ha trascendido ha sido la de Barcelona, desestimando su reclamación.

En el caso de Barcelona, Junts denunció que el voto del extranjero no escrutado ascendió a 1.922 papeletas, lo que supone un 11,05 % del total procedente del exterior, un porcentaje que consideró «inexplicable» y que incluía los votos que fueron destruidos antes de entrar en la urna.

En su respuesta, que se puede recurrir, la Junta Electoral de Barcelona argumenta que la reclamación de Junts se fundamenta en la consideración de que los votos han sido destruidos, si bien precisa que esta manifestación es «rotundamente falsa».

En concreto, la Junta remarca que la documentación electoral no ha sido destruida y está custodiada por los Mossos d'Esquadra en el mismo lugar en el que tuvo lugar el escrutinio.

Además, indica que entender que el porcentaje de votos que no pudieron ser dados por válidos resulta excesivo, según la tesis de Junts, es una apreciación «meramente subjetiva».

En este sentido, apunta que Junts no ha corroborado su denuncia con «datos concretos» referidos al escrutinio, que se llevó a cabo con la participación de representantes de esa formación y de otros partidos, sin que en su desarrollo se efectuara ante la Mesa Electoral ninguna reclamación específica sobre los votos que se rechazaron.

Según el escrito, la Junta Electoral Provincial, en su papel como Mesa Electoral, debió haber recibido durante el escrutinio del voto en el exterior las quejas que Junts hubiese deseado expresar, «que se hubieran resuelto en aquel momento».

Por este motivo, concluye que la petición de Junts es contraria a la normativa electoral, por lo que la rechaza.

Paralelamente, la Junta Electoral de Barcelona también ha desestimado la petición de Junts de repetir el escrutinio general del 12-M en esta provincia, al considerar que su petición es «desproporcionada».

La Junta Electoral denuncia en este caso la «ligereza y falsedad» de algunos de los motivos esgrimidos por Junts para pedir la repetición del recuento, entre ellos que los apoderados de los partidos estuvieran «retenidos» en un único espacio o que el recuento se hizo con «escasa atención» porque se hizo con «excesiva velocidad».

Comentarios
tracking