Vista de Lérida desde el campanario de la Seu Vella

Vista de Lérida desde el campanario de la Seu VellaWikimedia

Lengua

El catalán también retrocede en los comercios de Lérida

Un estudio presentado por el CNL de la ciudad ilerdense constata la bajada en el uso del catalán para saludar o rotular

Después de que se hiciera público que el catalán seguía retrocediendo en Barcelona, este lunes han salido a la luz nuevos datos que evidencian un proceso similar en los comercios de Lérida. Así lo recoge el estudio Ofercat de 2022, presentado hace unas horas por el Consorcio de Normalización Lingüística (CNL) de la ciudad ilerdense y cuyas conclusiones recoge el diario local Segre.

Según este informe, realizado a partir de analizar 500 tiendas y negocios de cinco barrios de Lérida, el porcentaje de establecimientos que usa el catalán para saludar y atender a sus clientes es del 63%, un descenso de 17 puntos respecto al anterior estudio realizado, el de 2015, que se situaba en el 80%.

Respecto a la disposición de usar el catalán por parte de los empleados, en 2015 lo ofrecía el 87% de los negocios analizados, mientras que en este último estudio la cifra se ha reducido al 78%. El ámbito donde esta caída preocupa más al CNL es la hostelería: el uso del catalán se ha reducido del 48% al 32%. Desde la entidad lingüística lo atribuyen a que «el 48,8% de los trabajadores de este sector son de origen extranjero».

Siete de cada diez rotulan en catalán

Respecto a los carteles, el 70% de los establecimientos tenía sus carteles en catalán, cuatro puntos menos que en 2015. La rotulación informativa –como los horarios– solo está en catalán en el 68% de negocios, frente al 84% del anterior estudio. Las tiendas que menos utilizan el catalán, destaca el CNL, son las de ropa y téxtil.

Estas cifras son aún más bajas en el caso de negocios regentados por población de origen migrante. Así, un 58% tiene carteles en catalán –frente al 65% en 2015– y un 43% tiene sus textos informativos en catalán, frente al 49% de hace siete años. Sí hay un aumento entre esta demografía en el uso del catalán como lengua para saludar –ha pasado del 3% al 18%–, así como la disponibilidad para usarlo: ha subido del 13% al 32%.

Para Albert Fabà, sociolingüista del CNL, Lérida tiene un índice de uso del catalán similar a otros municipios del mismo tamaño, como Gerona o Tortosa. El problema, para Fabà, es el poco uso en los comercios regentados por extranjeros, una demografía creciente: «Actualmente su peso global en la ciudad es del 23,6%, ha aumentado e irá a más», ha dicho.

Comentarios
tracking