01 de julio de 2022

Un estudiante, en el aula

Un estudiante, en el aulaEP

Segundo pleito por acoso al castellano

Denuncian a un colegio de Valencia por suspender a una alumna con un 7,5 por responder en español

Al parecer, en ciertos colegios e institutos de Valencia no importa que el estudiante estudie y conozca la materia dada, lo que importa es que se la sepa en valenciano. Al menos eso es lo que parece estar ocurriendo en el colegio Armelar de Paterna en donde una estudiante de de Primaria, Marta S., ha visto cómo sacando un 7,5 sobre 10 en un examen de Ciencias Sociales su profesora le decía que estaba suspensa y no le hacía entrega del examen porque «no lo tenía», explican desde la asociación Hablamos Español. ¿La razón? El idioma en el que contestó la niña: el castellano, que pese a ser el idioma oficial del país y cooficial con el valenciano en la Comunidad Valenciana no es correcto para responder en un examen y es sinónimo de suspenso o rebaja de nota final en este colegio, denuncian desde la asociación.
El drama por el idioma en este centro escolar lo lleva arrastrando esta alumna y su familia desde 2020 cuando, a principio de curso, los padres de la menor trasladaron una petición al centro para que su hija pudiese acudir a la clase de Sociales con el libro de texto en castellano, en vez de en valenciano, y pudiese responder el examen en español. Pero el centro negó esta petición amparándose en el proyecto lingüístico del centro dictado por la Conselleria de Educación. Tras la negativa, los padres no se detuvieron y volvieron a realizar la petición «amparándose también en la legislación vigente que sí obliga al profesor a impartir la clase en valenciano pero no al alumno a que responda en castellano», explican desde Hablamos Español. Sin embargo, cuando llegó el primer examen llegó el primer suspenso y la no entrega de la prueba a la alumna, para su escarnio público ante sus compañeros.
Tras una reunión con el centro para obtener explicaciones, los padres descubrieron que la nota obtenida por su hija había sido de 7,5 pero que el centro le había rebajado la nota hasta el suspenso por responder en español. Ante los hechos, los padres de Marta han decidido acudir a los juzgados e interponer una denuncia contra el centro por «acoso, coacciones y falsedad documental».
Se trata de la segunda denuncia ante la Fiscalía por un caso de acoso al español en un centro de Valencia. El primero es el del alumno de FP Andy Costa que hace solo unos días explicaba públicamente su situación ante la misma problemática en un centro de Cheste.
Comentarios
tracking